Leo Messi | EFE

Pide perdón a Messi. Niega a Florentino Pérez. Y pacta su fichaje por el Barça en una reunión de 15 minutos

stop

El SOS de un crack al equipo culé

31 de marzo de 2019 (10:45 CET)

El culebrón Antoine Griezmann parece no tener fin. Desde que salió a la luz que el delantero francés se había ofrecido de nuevo al Barça las informaciones al respecto no han dejado de surgir.

Se comenta que el club catalán considera su incorporación como un fichaje muy interesante. Ofrece tanta experiencia como garantías de gol. Además, conoce a la perfección la Liga española. Un fichaje que, de producirse, no se daría hasta el 1 de julio. Ese día su cláusula pasa de 200 millones de euros a 120 ‘kilos’.

Un asunto sobre el que este le preguntaron al vicepresidente Jordi Borda por el asunto, arrojando más detalles sobre la posible operación.

Cumbre Abidal-Griezmann

El directivo reveló que el secretario técnico Eric Abidal ya ha hablado con Antoine sobre su posible fichaje por el conjunto culé. Una operación que solo se producirá bajo algunas condiciones.

Griezmann  | EFE

La primera es que acepte rebajarse el sueldo y cobrar lo que estaba estipulado el año pasado, que son 16 millones de euros. El delantero actualmente cobra 24 ‘kilos’, que es la ficha que le puso el Atlético de Madrid para retenerlo.

Griezmann tiene que pedir perdón

La otra condición tiene que ver más con el resto del equipo, con el cuerpo técnico, con la directiva y con la afición. Esto es que el jugador tendría que pedir perdón por su Decisión a Leo Messi, Luis Suárez y el resto de los pesos pesados, al club y a los aficionados por haber dado plantón el pasado verano. En otras palabras: que dé muestras de cariño al equipo culé.

Y no solo eso. La posible operación quedaría siempre supeditada al recibimiento que tenga el delantero el próximo sábado en el Camp Nou. El público dictará sentencia.

Y es que por si la operación Griezmann se desencarrila en algún momento, en el Barça ya barajan otros nombres mucho más económicos para reforzar la delantera. Las cartas están sobre la mesa y la cuenta atrás ha empezado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad