Sergio Ramos | EFE

Sergio Ramos o “Ha dicho sí a Zidane”. Florentino Pérez tiene el primer galáctico (y no es Hazard) para el Real Madrid

stop

El capitán blanco y el nombre del que todos hablan en el Santiago Bernabéu

29 de marzo de 2019 (11:55 CET)

Sergio Ramos ya lo sabe: movimientos en el Real Madrid. Y con Zinedine Zidane como principal protagonista. El técnico francés ha aprovechado el parón de selecciones para reunirse con Florentino Pérez de cara al proyecto del nuevo Madrid 2019-20. Y le ha puesto un nombre encima de la mesa. No, no es Eden Hazard, es Paul Pogba.

Cuentan desde la capital española que el centrocampista francés es un viejo sueño del míster. Ya quiso hacerse con sus servicios en 2016 cuando era la estrella de la Juventus, pero el Manchester United se le adelantó.

Ahora han pasado ya tres temporada y la voluntad de Zidane sigue siendo la misma: quiere a Pogba sí o sí. Y se ha puesto en contacto con el jugador para hacérselo saber. ¿La respuesta del galo? Un sí rotundo.

Zinedine Zidane | EFE

Pogba quiere ser la nueva estrella de Zidane

Parece ser que en los últimos días técnico y jugador habrían mantenido una conversación telefónica en la que Zidane le habría dejado muy claro a Pogba que quiere que sea su nueva estrella en el centro del campo del Real.

Una propuesta que el del United habría aceptado sin pensárselo dos veces. Tan claro está el panorama (al menos entre ZZ y Paul) que ya hay quien asegura que el galo “Ha dicho sí a Zidane”.

No es ningún secreto que Pogba arde en deseos de abandonar el United. Aceptó la propuesta de los ingleses hace tres temporada pensando que daría un salto de calidad respecto a la Juventus.

Pogba | EFE

Pero se equivocó. Su paso por Old Trafford no le ha dado precisamente muchas alegrías y ahora quiere ir a parar a un club en el que sí puede ganar títulos de forma habitual.

Zidane quiere sabia nueva en la media

Y más con Zidane al mando. El técnico galo es uno de los referentes de Pogba. Cuentan que su relación es más que buena y que Zizou quiere al francés como su nuevo crack en la medular.

Con Modric en la etapa final de su carrera y Kroos en el punto de mira (ojo que el alemán podría hacer las maletas), Zinedine quiere tener a un nuevo estandarte que reparta juego y cubra la zona ancha.

Algo que Pogba sabe hacer a las mil maravillas como demostró sobradamente en el pasado Mundial de Rusia, donde se coronó campeón con Francia siendo uno de los jugadores mas destacados.

El United se cierra en banda

Eso sí, por mucho que Paul ya le haya dado el ‘sí’ a Zidane, falta ver cómo se desarrollan las negociaciones entre ambos clubes. Y es que desde Inglaterra avisan que el United no tienen ninguna intención de vender a Paul.

Sí que es cierto que mientras Mourinho estuvo en el banquillo las opciones de venderlo estuvieron encima de la mesa, pero ahora que el rendimiento del galo bajo las órdenes de Solskjaer vuelve a ser el de un jugador top, los ingleses no se plantean venderlo.

Con contrato hasta 2021 con opción de prorrogarlo hasta 2022, la única posibilidad que tiene Florentino de convencer a los británicos es metiendo a Gareth Bale en la operación. Y ahí, de nuevo, surgen los problemas.

El cambio de cromos con Gareth Bale

Y es que las posturas de los dos jugadores son muy claras en este sentido: ambos quieren salir ganando con el cambio. Pogba ya le a hecho saber al Madrid que quiere una ficha de 16 millones netos y Bale le ha dicho a Florentino que no se moverá a no ser que el club que lo fiche le mantenga su sueldo de 14 millones netos.

 Gareth Bale| EFE

Y para que eso ocurra el United no pasaría de los 80-85 millones por el galés. La idea que tiene en mente Florentino es la de hacer un cambio de cromos directo sin más dinero de por medio.

Pero en Old Trafford no lo aceptan. No aceptan que Pérez haya tasado a Bale en 125 millones (el precio por el que estarían dispuestos a vender a Paul), y la opción que han puesto encima de la mesa es que el Real les de a Bale y 40 millones por Pogba.

Una operación que, de momento, no encaja con los planes de Florentino. Y en este sentido quien tiene la sartén por el mango es el United. Si Pérez y Zidane quieren llevarse a su jugador franquicia, Bale debe llegar acompañado de un cheque de 40 millones. Un cambio de cromos directo no es negociable.

Las negociaciones seguirán avanzando y los más probable (y más tras saber que Pogba ya está forzando su salida) es que acaben llegando a un acuerdo. Eso sí, parece que Florentino va a tener que poner algo más de lo deseado encima de la mesa. Pero eso a Zidane poco le importa. Todo lo que sea deshacerse de Bale y fichar a Pogba será una más que buena noticia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad