Isco | EFE

La reunión secreta de Isco en Madrid: 8 millones, casa y una trampa mortal para Florentino Pérez (y Zidane)

stop

El club de Chamartín tiene un problema gordo con el andaluz

31 de marzo de 2019 (10:22 CET)

No es ningún secreto que Isco Alarcón está con un pie y medio fuera del Real Madrid. Al jugador andaluz apenas le quedan aliados en el club de la capital.

Un buen número de sus compañeros, como señaló Juan Luis Galiacho en un artículo en El Confidencial, le consideran un “traidor”. “Tiene dobleces como persona”, decía el periodista.

En la directiva tampoco lo tragan. No le perdonan la amenaza con irse al Barça que puso sobre la mesa cuando negociaba su renovación con el Madrid.

La afición, por su parte, no olvida cuando se les encaró en el choque contra el CSKA de Moscú de la sexta jornada de la Champions League. Mucho tendría que cambiar su actitud para recuperar el cariño de la grada.

Zinedine Zidane y su cuerpo técnico no le tienen tanta animadversión. Al fin y al cabo llevan un año sin compartir vestuario con Alarcón. Pero no han perdido detalle de la temporada que ha firmado Isco. Saben de los episodios de indisciplina, como cuando se ha negado a pasar por la báscula. Y la decepción es total.

El Real Madrid busca salida a Isco

Así las cosas, hace tiempo que se están escuchando en Chamartín ofertas por el ex del Málaga. Peor hay un problema.

Las propuestas cumplen las expectativas de Isco. El de Arroyo de la Miel quiere ocho millones de euros por temporada y hay más de un club dispuesto a ponerlos sobre la mesa. Algunos hasta le ponen casa.

La venta de Isco es una trampa mortal para el Real Madrid

Sin embargo, los que le pretenden han dejado claro que solo le pagarán la cantidad que Isco quiere si fuerza su salida a un precio low cost. Las intenciones de Florentino paran por venderlo por unos 80 millones, pero los pretendientes no ponen más de 60 si para llevárselo tienen que mantener su ficha.

Isco Alarcón | EFE

Un panorama que se convierte en una trampa mortal para el Madrid, que lleva unos cuantos millones invertidos en el centrocampista y al final puede incluso suponer pérdidas para el club.

Ahora Florentino deberá decidir si ceder a las peticiones de Isco y quitarse el problema de encima definitivamente o tensar la cuerda hasta las cantidades que pretende, con el peligro de que esta se rompa.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad