Sergio Ramos | EFE

Sergio Ramos a Florentino Pérez: “Si viene habrá tortas”. El fichaje de Zidane (y la bomba) en el Real Madrid

stop

Los pros y los contras de un fichaje de más de 100 millones.

03 de abril de 2019 (18:30 CET)

Florentino Pérez quiere volver a convertir al Real Madrid en un equipo para el recuerdo. El presidente madridista prepara hasta tres fichajes galácticos para que el nuevo estadio Santiago Bernabéu no sea lo único que puedan lucir los blancos la temporada próxima y es por ello que se espera que Eden Hazard, Paul Pogba, Sadio Mané y algún otro crack vistan la camiseta del Real Madrid la temporada 2019-2020.

El plan galáctico que prepara el máximo mandatario blanco puede llevar ciertos problemas al vestuario blanco debido al exceso de protagonismo dentro y sobre todo fuera del terreno de juego que tienen alguno de esos próximos cracks del Real Madrid.

El caso de Paul Pogba es el más problemático dentro del vestuario, ya dejó claro en el Manchester United que no se achanta ante nadie como se pudo ver con José Mourinho y ahora podría chocar con otros jugadores con mucho carácter como el capitán Sergio Ramos.

Pogba o el crack que Mourinho pide al Barça para soltarlo del United | EFE

Lo que se piensa de Pogba en el vestuario madridista

Sergio Ramos es uno de los futbolistas con los que se cree que chocaría. En redes sociales ya habrían recreado incluso una ficticia conversación entre él y Florentino Pérez en la que el capitán da motivos para no ficharlo con un “Si viene habrá tortas”. 

El estrafalario estilo de vida de Paul Pogba no gusta mucho en el vestuario madridista y cosas como la que reveló José Mourinho en el Foro de Entrenadores de Portugal donde explicaba que el jugador prefería ir con su Rolls-Royce tras los partidos que marcharse en el autocar del equipo con sus compañeros son cosas que difícilmente caerán bien en la casa blanca.

Mino Raiola, otro foco de problemas

Florentino Pérez es consciente que el nivel de Paul Pogba lo tienen pocos jugadores en el mundo, sin embargo, para ficharlo deberá negociar con una de sus ovejas negras: el representante Mino Raiola, con quien el presidente blanco nunca ha hecho buenas migas.

En hasta cuatro ocasiones Florentino Pérez negoció con el agente italiano para intentar convertir en futbolista del Real Madrid al delantero sueco Zlatan Ibrahimovic, pero Raiola lo único que hizo fue usar las conversaciones con el presidente madridista para subir el precio de venta a un FC Barcelona que acabó llevándose el gato al agua con el espectacular goleador. Por suerte para Florentino ese matrimonio Barça-Ibrahimovic nunca fue idílico.

El dinero, otro problema a solucionar

Fichar galácticos nunca es sencillo. Ya lo fue para Florentino Pérez cuando trajo al Real Madrid a los Luis Figo, David Beckham, Zinedine Zidane o Ronaldo Nazario y todos ellos ganaron más que los futbolistas que realmente hacían madridismo como Raúl González o Iker Casillas, quienes pusieron problemas para evitar la machada del presidente.

Ahora con Paul Pogba parece que Florentino Pérez puede volver a encontrarse con un problema similar ya que el centrocampista francés quiere pasar por encima de los sueldos de Sergio Ramos, Luka Modric o Toni Kroos.

Zidane lo quiere sí o sí

Pese a esos tres problemas que aparentemente pueden parecer graves para cualquier administrador de grupos, lo cierto es que Zinedine Zidane ha sido el que ha pedido el fichaje del polémico Paul Pogba y lo quiere con todas sus consecuencias. El entrenador francés cree que por mucho problema que pueda dar el campeón del mundo finalmente si se gana compensará todo, como ya le pasó a él en su etapa galáctica.

La renovación de los pilares básicos del Real Madrid empieza con un Paul Pogba y un Eden Hazard que deben ser quienes cambien la depresión que ha tenido el madridismo este año por una nueva esperanza blanca, sobre todo a nivel Champions. Mientras tanto, Florentino Pérez estará encantado de justificar sus fichajes con la venta de la marca Real Madrid en los valores más altos que se conocen desde hace tiempo.

Zinedine Zidane | EFE

La alternativa no tiene marketing

Ayer anunciamos en DiarioGol la posibilidad de que el Real Madrid optara por el fichaje del colchonero Thomas Partey en caso de que se complicara la opción Paul Pogba. El rojiblanco gusta dentro de la plantilla y es una opción bastante factible si llega a fallar el fichaje del francés, pero tiene un problema grave: no vende camisetas.

Florentino Pérez siempre ha justificado la compra de cracks por auténticas morteradas por lo que eran capaces de generar tanto dentro como fuera del terreno de juego y Thomas Partey, por ahora, fuera del terreno de juego no genera más que Casemiro, quien no costó ni una cuarta parte de lo que piden por el centrocampista del Atlético.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad