Leo Messi | EFE

“Odia a Messi” (y eso a Florentino Pérez le encanta): “Si Zidane lo quiere lo deja todo por el Real Madrid”

stop

El presidente del Real Madrid pone otra opción encima de la mesa

28 de julio de 2019 (18:55 CET)

Está llegando un punto en el cual las buenas relaciones entre Florentino Pérez y Zinedine Zidane están cerca de truncarse. Y es que el presidente y el míster parece ser que no tienen la misma visión a la hora de concretar las necesidades que tiene la plantilla blanca en estos momentos.

El problema para el máximo responsable del club blanco es que, a diferencia de la primera etapa de Zizou en el cargo, ahora el galo sí que tiene voz y voto. Y se está notando.

Los fichajes que han llegado hasta ahora (a excepción de Rodrygo y Militao, que ya estaban cerrados antes de la vuelta de ZZ) lo han hecho de la mano del míster. Hazard, Jovic y Mendy son tres jugadores que ha pedido Zinedine y que Pérez ha fichado.

Zinedine Zidane | EFE

Pero la directiva quiere más. Sobre todo en ataque. En una cuestión sí que están de acuerdo entrenador y presidente: Gareth Bale debe marcharse. Y cuanto antes. Ya lo dijo Zidane hace unos días: “si Bale se va mañana, mejor”.

Florentino Pérez pone otro nombre encima de la mesa

Pero a partir de ahí son todo diferencias. Y más ahora que se ha lesionado Marco Asensio. En principio el mallorquín tenía bastantes números de ser el crcak que iba a acompañar a Hazard y a Benzema en la delantera. Pero ahora que estará unos cuantos meses de baja es prioritario para el Real encontrar un delantero top.

Zidane lo sabe, Florentino también, pero sus apuestos son distintas. Zidane tiene muy claro que quiere a u jugador de perfil bajo y que tenga unas caraterísiticas muy concretas. Y ahí el nombre que ha puesto encima de la mesa no es otro que el de Sadio Mané.

Un jugador que no es que está precisamente entre la lista de favoritos de Florentino. Todo lo contrario. El presidente aboga ahora por ir a por Neymar. El brasileño es el candidato ideal para el ataque blanco: un jugador que llenaría el estadio él solo, que se muere de ganas de salir del PSG y de volver competir y que, a diferencia de Mané o Hazard, sí que llenaría el vacío que dejó en la delantera Cristiano Ronaldo.

Pero Zidane no quiere ni verlo. Tampoco quiso ir a por Harry Kane para proteger a su amigo Karim Benzema y ordenó a Florentino ir a por un delantero mucho más flojo que el inglés como es Jovic, un joven que aún necesita rodaje.

Pérez está harto de ver como las diferentes propuestas que pone encima de la mesa para la delantera son denegadas por Zidane y ahora ha probado con otra, una que tampoco es nueva y que lleva tiempo en la agenda: Paulo Dybala.

Paulo Dybala, una opción viable

Y es que, tal y como apunta desde Italia, el delantero argentino tiene en mente dejar la Juventus de Turín donde, desde la llegada de Cristiano, ha perdido mucho protagonismo. Un Dybala que, tal y como apuntan también desde su entorno, “Si Zidane lo quiere lo deja todo por el Real Madrid”.

¿El motivo? Muy sencillo: “Odia a Messi”, como aseguran muchos en las redes. No van desencaminados. No es ningún secreto que el argentino y el capitán del Barça han tenido sus más y sus menos en la albiceleste, donde incluso Leo lo ha vetado en más de una ocasión.

 

Dybala quiere salir de Italia y recalar en una gran liga. La Premier League también es una opción, ya sea en el United o en el Tottenham, los clubes que, de hecho, más se están interesando por él. Pero Paulo no tendría problema alguno en descartar la vía inglesa si el Madrid le llama.

Sería la manera perfecta de demostrarle a Leo (que también vetó su llegada al Barça hace unos años) que se equivocó y que es un crack mundial. El problema es que Zidane, al menos de momento, parece que no está por la labor de ir a por La Joya.

Zidane no lo quiere

Cuentan desde dentro del club que Dybala no está en los planes de Zidane. Y es que lo que busca el técnico francés quiere un extremo puro, de ahí que su petición sea la de Sadio Mané.

Dybala, al que obviamente Zidane no discute su calidad, es un jugador al que le gusta moverse por dentro, partiendo desde la banda pero entrando hacia el área a pierna cambiada.

Una opción más que Florentino le ha puesto encima de la mesa (más por oportunidad de mercado que por otra cosa) pero que, de nuevo, Zidane ha rechazado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad