Zinedine Zidane y Florentino Pérez | EFE

“Que se vaya con Messi al Barça”. Zidane se la lía a Florentino Pérez (y muy gorda)

stop

La guerra entre el presidente del Real Madrid y el técnico está servida

23 de julio de 2019 (11:56 CET)

Los primeros desacuerdos entre Florentino Pérez y Zinedine Zidane han empezado a llegar. Diferencias de opinión que, además, ponen en peligro el bienestar en el vestuario en el club. Los líos empiezan a estar servidos cuando aún no ha empezado la temporada. Y son serios.

Por ejemplo, el culebrón que hay abierto con Gareth Bale. El míster no pudo ser más contundente en sus declaraciones tres el partido contra el Bayern de Múnich, cuando explicó el motivo por el que Bale no se había vestido de corto y ni siquiera había entrado en la convocatoria.

Zidane liquida a Bale

"Bale se ha quedado fuera porque el Madrid está tratando su salida. Si se puede ir mañana, mejor. No es nada personal. No tengo nada en contra de Bale, pero tomo decisiones. No sé si en 24 o en 48 horas la situación va a cambiar y es bueno para todos”, comentó el galo. “El club está negociando con quién tiene que ir a jugar”, añadió el míster, dejando claro que el británico está completamente fuera de sus planes.

Gareth Bale canada

Sin embargo, la versión ha cambiado en las últimas horas. Desde el club apuntan que la decisión de que no jugara Gareth fue del jugador, y que la razón era que estaba negociando su salida a otro club. De ahí que Zidane tomara la decisión de no convocarlo. Pero desde la capital apuntan a otra versión.

Bale no se quiere ir

Zidane quiere que se vaya sí o sí. Y que el tanto el Madrid como el futbolista acepten su salida. Pero se comenta en los pasillos del Santiago Bernabéu que la única oferta que tiene el crack a día de hoy viene de China. Y el galés no quiere terminar en el fútbol oriental. Ni se lo plantea. Y así se lo habría comentado a su agente.

De ahí que en el Madrid hayan decidido cambiar de versión oficial con tal de reconducir la situación y apagar el incendio, apuntando que fue el delantero el que no quería jugar.

El Real Madrid cambia la versión para calmar el incendio

Así, señalando que si Bale se quedó fuera fue porque el jugador estaba preparando su salida, se exculpa al míster, que con esta versión no habría tenido otra opción que la de apartarlo del equipo, y se mantiene la autoridad de Zidane de puertas para afuera. Y mientras tanto, se encamina la recuperación de la normalidad en el caso Bale para que pueda reingresar en el equipo.

Gareth Bale y Zinedine Zidane | EFE

Y es que si se reconoce que la voluntad de Zidane no se ha consumado, el mal ambiente estará servido hasta final de temporada.

La otra guerra abierta entre Florentino y Zidane

Pero no son las únicas rencillas que mantienen el ‘presi’ y el técnico. La carpeta del refuerzo para el centro del campo también está desgastando la relación entre ambos.

Zidane sigue insistiendo en Paul Pogba. Le considera imprescindible para conseguir los objetivos que se le han marcado para esta temporada.

Pogba, imposible

Pero Florentino ya le ha dejado claro al entrenador que su fichaje para este curso es prácticamente imposible. Los blancos no están dispuestos a pagar los 200 millones de euros que reclama el Manchester United. Y menos si tienen que mantener los 17 millones de euros anuales que cobra el francés en Old Trafford.

Por eso sigue proponiendo a Christian Eriksen para sumarse al centro del cambio madridista. Y no solo eso. El mandatario está presionando a ZZ para que tome una decisión de forma urgente.

Florentino insiste por Eriksen

El motivo es que el danés va como loco por salir del Tottenham. Y teniendo en cuenta que el mercado de la Premier League baja la persiana el próximo 8 de agosto, no esperará eternamente al Madrid. Eriksen ya dio el “ok” a las condiciones que Florentino le hizo llegar mediante su representante. Y su deseo es recalar en Chamartín.

Pero más fuertes son las intenciones de Eriksen de salir. Y si el Madrid no mueve ficha en los próximos días, el centrocampista Spur empezará a escuchar otras ofertas. Y Atlético de Madrid y Barça están al acecho.

Zidane no aceptta ultimátums

Pero ni así Florentino consigue disuadir al míster. “Que se vaya con Messi al Barça”, le habría dicho el técnico al dirigente, que se muestra inamovible en sus pretensiones por Pogba.

Y ojo, porque si el tira y afloja se alarga en el tiempo, Zidane podría quedarse sin ninguno de los dos. Pasado el 8 de agosto los equipos británicos no podrán buscar a un relevo, y si no lo tienen no abrirán las puertas a ninguno de los dos cracks.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad