Kylian Mbappé | EFE

Florentino Pérez o la exigencia bomba de Mbappé a Zidane para cambiar el PSG por el Real Madrid

stop

El delantero francés mueve ficha para encarrilar su llegada al Santiago Bernabéu

17 de marzo de 2019 (11:55 CET)

Con la temporada ya perdida, el Real Madrid está preparando a conciencia la plantilla del Real Madrid 2019-20. Una plantilla en la que, sí o sí, habrán cambios. En especial en la delantera.

Una delantera que con la llegada de Zidane parece definida. Al menos en cuanto a objetivos. Y es que el técnico francés le dejó muy claro a Florentino Pérez que solo aceptaría volver a ponerse al frente del equipo su tenía voz y voto en la planificación deportiva, algo que no ocurría en su primera etapa en el Madrid y que fue una de las razones por las que acabó saltando del barco.

Bien, ahora ya con Zidane de nuevo al mando, hay dos fichajes que están encima de la mesa. Por un lado el de Eden Hazard, que cada día que pasa parece más claro que se vestirá de blanco el verano que viene. Por otro, el gran deseado, Kylian Mbappé.

Mbappé | EFE

Zidane acerca a Mbappé

Un nombre que lleva tiempo en la agenda del Real (y de todas las secretaría técnicas de Europa). Sin embargo, la llegada de Zidane al banquillo del Madrid juega a favor de los intereses de los blancos en este sentido.

Y es que, como bien sabe Florentino, Zizou puede ser un factor determinante para convencer al galo: “Él, que es francés y se lleva bien con Mbappé, podría hacer algo, igual puede convencerle. Ahora se trata de acabar bien la temporada y preparar la que viene”, declaró hace unos días entre risas ante al prensa.

No lo dijo por decir. Florentino es muy hábil a la hora de ir soltando pequeñas cápsulas a los medios. El presidente sabe que Mbappé arde en deseos de aterrizar en el Santiago Bernabéu mas pronto que tarde, ya ahora que Zizou está al mando, esa llegada puede ser aún más factible.

Zinedine Zidane | EFE

Mbappé tiene una exigencia bomba

Eso sí, el delantero del PSG le ha dejado una cosa muy clara a Florentino y al Real Madrid: solo aceptará vestirse de blanco y abandonar París si es para ser el líder del proyecto. Y eso implica que el Real debe olvidarse definitivamente de Neymar.

Obviamente sería imposible que Florentino (al menos en un mismo verano) fichara a los dos, pero no es descabellado pensar que el Madrid puede fichar ahora a uno y el verano que viene al otro.

Una idea, la de volver a compartir vestuario con Ney, que Mbappé no quiere ni pensar. No tanto por su relación personal, que es más que buena, sino por las ganas que tiene el delantero francés de ser, por primera vez en su carrera, el líder real de un equipo top.

Neymar y Mbappé | EFE

Lo era en el Mónaco, pero lo ha dejado der ser en el PSG, donde Ney, al menos por nombre y por marketing, es la primera espada. Tampoco en la Selección Francesa campeona del mundo el pasado verano, donde Griezmann o Pogba siguen estando por delante.

El Madrid como plataforma al estrellato

De ahí que quiera llegar al Madrid para convertirse en el líder en el campo. Eso no implica que no quiera estar rodeado de grandes jugadores. Kylian es consciente (porque lo ha vivido en París) que para ganar títulos debe formar parte de una plantilla con jugadores de primerísimo nivel y que él solo no va a ganar nada.

Una delantera formada por Hazard, Benzema y Mbappé es el terreno perfecto para que el galo acabe de despegar. Con dos jugadores ya veteranos, curtidos en mil batallas y que, sobretodo, no tiene problema en vivir a la sombra de un crack si es para el bien común y para levantar trofeos, Mbappé firmaría hoy mismo.

Entre otras cosas porque Kylian es consciente que tiene potencial para ser el heredero de Leo Messi y Cristiano Ronaldo en el futuro. Un trono que estaba reservado a Neymar hace unos años, pero que su marcha al PSG ha hecho que el brasileño se pierda en un mar de dinero pero con pocos títulos.

Y eso es lo que Kylian quiere evitar. Ya lo ha ganado todo en Francia y es el momento de dar el salto a un equipo top que lo sitúe no ya como una promesa, sino como una realidad. Es campeón del mundo, es el jugador llamado a hacer historia, y quiere aprovecharlo.

Pero para eso debe salir de su Francia natal ya aterrizar en un equipo con historia, con empaque y, sobretodo, con capacidad de ganar la Champions League. Una Champions que le conduciría directamente al Balón de Oro, su gran sueño.

Mbappé | EFE

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad