Sergio Ramos avisa: Florentino Pérez tiene cuatro fichajes sorpresa | EFE

El vídeo no visto de Sergio Ramos que avisa a Messi, Piqué y al Barça (brutal es poco)

stop

El mensaje del capitán del Real Madrid que liquida a los pesos pesados culés y al club catalán

02 de mayo de 2018 (12:07 CET)

A lo grande. El Real Madrid se adjudicó este martes un billete para competir en la final de la Champions League que se disputará en Kiev el próximo 26 de mayo. No sin apuros ni dificultades, los hombres de Zinedine Zidane empataron a dos contra el Bayern de Múnich en la vuelta de las semifinales e hicieron valer el 1-2 logrado en la ida la semana pasada.

El Real firmó así una de sus mejores trayectorias en la Liga de Campeones, en la que han apeado en la fase de eliminatorias al campeón de la Ligue 1, de la Serie A y de la Bundesliga, dejando claro quién es el gran dominador de Europa. Ahora toca rematar la faena en Ucrania.

Real Madrid celebra champions

Fiesta grande en el Real Madrid

Pero antes toca celebrarlo. Y a lo grande. Es el momento de disfrutar del trabajo bien hecho en la máxima competición continental. Así lo hicieron los miembros del equipo blanco sobre el mismo césped del Santiago Bernabéu desde el momento en el que Cüneyt Çakir pitó el final del choque, cuando ya pasaban más de seis minutos del tiempo reglamentario.

Y es que no fue nada fácil.  El Real tuvo que defender hasta morir con tal de mantener sus opciones de disputar la tercera final consecutiva de la Champions.  De ahí la euforia desatada al final del choque.

Sergio Ramos la lía al final del Madrid-Bayern

Tanto se dejaron ir los futbolistas que incluso el capitán, Sergio Ramos, se sumergió en la marea blanca de aficionados que se resistía a abandonar el feudo blanco. El de Camas se mezcló con los seguidores para celebrar el pase a la final, con los que estuvo cantando y festejando la clasificación. Y es no fue para menos.

El documento demuestra la euforia que invadía tanto a los madridistas como a los jugadores. Una euforia que duró hasta la llegada al vestuario de los jugadores, donde lo celebraron como nunca. Se escucharon todo tipo de cánticos y no faltaron los que se acordaron del eterno rival, el FC Barcelona, cuyo doblete quedó en nada en el momento en el que el Madrid selló su pase a la final.

Los cracks recuerdan a Gennaro Gattuso

En este sentido, algunos pesos pesados recordaron el episodio de Gattuso, el mítico jugador del Milan que ganó la Champions en el 2007 con el club rossonero después de que el Inter de Milan, gran rival, consiguiera el Scudetto. Entonces el jugador milanista lo resumió todo en un cartel que portaba durante las celebraciones por las calles de la ciudad: “Lo Scudetto mettilo nel culo”.

Gattuso

El Barça, que ya se comió la Liga con la Duodécima contra el Atlético en 2016 y que tuvo que celebrar en 2017 con vergüenza la Copa tras el doblete del Madrid, se enfrenta al mayor de sus miedos: tirar a la basura el doblete con el tres de tres en la Champions del Madrid. Y Leo Messtambién. Y es que de rebote, los logros merengues pueden hundir un poco más al de Rosario.

Leo Messi se  lleva las migajas

El argentino está a un paso de llevarse la Bota de Oro y el Pichichi que le coronarán indiscutiblemente como el mejor goleador del continente. Pero desde el Real Madrid no lo ven de la misma manera. Señalan que la clasificación del Madrid para la final de la Champions League de Kiev puede dejar los logros del Barça, y sobre todo, de Messi, en ridículo.

Ya puede ir ganando el argentino premios individuales y el equipo culé ganar el doblete. Si el Madrid suma la Decimotercera y la tercera consecutiva muy pocos se acordarán del doblete blaugrana.

Cristiano Ronaldo revienta a Messi

La Copa de Europa es la que da prestigio a nivel internacional y la que acerca a los cracks a los máximos trofeos individuales. Estos son el Balón de Oro y el The Best, que serán para Cristiano Ronaldo por tercera vez en tres años si los blancos se llevan la orejuda.

En este sentido, a Cris le da igual que Leo se lleve la Copa del Rey, la Liga, el Pichichi y la Bota de Oro. El portugués sabe qué es lo que cuenta para ser el mejor del mundo y ello pasa por brillar en Europa, no quedarse con los trofeos menores.  La que se puede montar su el Madrid gana la Decimotercera, que será la tercera consecutiva, no dejará indiferente a nadie

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad