Florentino Pérez, en una imagen de archivo.| EFE

El palo final a Messi (y al Barça). Florentino Pérez pone 220 millones (y es un 2x1). Y no va de Neymar, Mbappé y compañía

stop

El presidente del Real Madrid ultima los detalles de la plantilla de Zidane

01 de julio de 2019 (11:55 CET)

Poco a poco el Real Madrid va teniendo la plantilla a punto. A falta de que se produzcan algunas salidas, casi todas las entradas son ya una realidad. Eden Hazard, Ferland Mendy, Luka Jovic, Eder Militao y Rodrygo Goes son los fichajes que deberían cambiar el rumbo que siguió el equipo la pasada temporada.

Pero no serán los únicos. En los próximos días se fraguará, al menos, otra operación. Zinedine Zidane quiere sí o sí un refuerzo para la medular. El técnico ha comprobado de primera mano que Casemiro, Luka Modric y Toni Kroos no pueden jugarlo todo. Además, se comenta en los pasillos del Santiago Bernabéu que los planes del técnico podrían pasar por un cambio de sistema, con la disposición de un doble pivote que refuerce la faceta defensiva. Y quiere otro efectivo para el centro del campo.

Zidane insiste con Pogba

El que gusta a Zidane es Paul Pogba. Junto a Eden Hazard, el galo era el otro gran deseo del míster. Pero los vientos en Chamartín no soplan a favor del técnico.

Florentino no quiere pagar los 180 millones de euros que pide el Manchester United. Los red devils saben de la prisa del Madrid y de momento no dan su brazo a torcer. Además, el ‘presi’ teme que el sueldo que tendrá que pagarle a Pogba puede provocar un serio problema en el vestuario.

El jugador cobra actualmente 17 millones de euros y estaría dispuesto a renunciar a parte de su nómina, pero sus pretensiones siguen siendo una amenaza para la escala salarial del equipo. Y es que Florentino ya visualiza la cola de cracks que se le formará en la puerta del despacho esperando a reclamar lo suyo. Sobre todo jugadores como Sergio Ramos o Luka Modric, que hace tiempo que esperan una mejora.

Asimismo, en el vestuario tampoco celebran la posible llegada de Pogba. Su fuerte carácter puede desembocar en una guerra de egos. Serían demasiados gallos en el gallinero.

Florentino se centra en Eriksen

Por su parte, Florentino prefiere contratar a Christian Eriksen. Su sueldo sería más moderado, así como el precio de su traspaso. El danés termina contrato en junio de 2020 y ha rechazado ya algunas propuestas de renovación, con lo que los Spurs tendrán que venderle si no quieren que se vaya el año que viene con la carta de libertad.

Operación Eriksen | EFE

Sea quién será el fichaje, este no se demorará mucho en el tiempo. El míster quiere tener la plantilla a punto para cuando empiece la pretemporada y el Madrid moverá ficha en los próximos días.

Bale, descartado

Pero atención, porque tampoco se descarta que a lo largo del verano se lleve a cabo alguna otra operación. Si algún crack se pone a tiro, los blancos apretarán el gatillo. Y hay una posición que, aunque no de forma urgente, Zidane quiere reforzar para el próximo curso.

El míster no cuenta con Gareth Bale. El delantero es uno de los descartes para el año que viene. Zizou le ha pedido incluso a Florentino que se lo quite de encima antes de empezar los entrenamientos. Y quiere un crack que ocupe el vacío del galés.

Gareth Bale | EFE

Zidane escoge al relevo de Bale

A ZZ le gustaría que fiera Kylian Mbappé. Pero la operación del delantero del Paris Saint-Germain es casi imposible hoy por hoy. Y el plan B es Sadio Mané, del Liverpool.

El delantero senegalés ha sido una de las revoluciones de la pasada temporada. Sus aportaciones fueron claves en el Liverpool campeón de Europa. Y el que pueda jugar por ambas bandas es algo que gusta y mucho al técnico.

Florentino prepara 220 millones para un 2x1 que liquida al Barça

Dos operaciones para las que Florentino prepara 220 millones de euros. De estos, entre 80 y 100 irán destinados a la compra de Eriksen, reservando la cantidad restante a la espera de que se tercie la oportunidad de ir a por Mané, cuya operación oscilaría entre los 120 y los 140 millones de euros.

Dos fichajes que, de producirse, completarían una plantilla que amenaza con volver a reinar en Europa la temporada que viene y que pondría e jaque a un Barça que, por el momento, solo ha anunciado el fichaje de Frenkie de Jong.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad