Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez cambia a Neymar por una bomba de Zidane (y no es Mbappé)

stop

El presidente tiene nuevo objetivo

27 de junio de 2019 (19:06 CET)

Florentino Pérez ya ha tenido una reunión con el padre de Neymar para saber si el crack brasileño podía acabar vistiendo la camiseta del Real Madrid la temporada próxima y parece que está bastante complicado que eso suceda.

El presidente blanco ha recibido la información de que el jugador del PSG está deseando volver a jugar en el FC Barcelona y si realmente el conjunto blanco lo quiere tendrá que abonar los 300 millones de euros que piden los franceses.

Ante eso, Florentino Pérez se ha plantado, ya que aparte de los 300 millones de euros debería pagar una comisión de casi 50 millones de euros al padre del jugador, lo que sería una auténtica ruina para los blancos.

Traición a Neymar Jr | EFE

Cambio de planes

Ante esa tesitura, la directiva blanca ha decidido que si realmente van a ir a por un delantero para contentar a Zinedine Zidane ese debe ser el atacante senegalés Sadio Mané, quien el técnico francés pidió antes de firmar.

El jugador del Liverpool gusta mucho al cuerpo técnico y más tras ver como superó por completo a toda la defensa del FC Barcelona cuando se enfrentaron en la Champions League.

El gran problema para ir a por Sadio Mané puede ser su edad, ya que a sus 29 años ha alcanzado la madurez futbolística, pero no se espera que ese estado se alargue más de dos o tres temporadas.

Un problema de precio

A ese problema de la edad se le añade que el Liverpool pide por el jugador una cifra superior a los 140 millones de euros, un dinero excesivo para un jugador que solo tendría rendimiento a corto y como mucho medio plazo.

Los blancos no quieren pagar más de lo que pagaron por Eden Hazard, a no ser que sea un jugador referencia mundial y con años de fútbol por delante como podría ser Kylian Mbappé.

La alternativa a Mané

Pese a que Mbappé gusta mucho, la alternativa a Mané en caso de no hacerse su fichaje no sería el jugador francés, a quien consideran imposible en estos momentos debido a la intransigencia del Paris Saint Germain.

 

Por ese motivo, el jugador que gusta en caso de que no salga lo de Mané es su compañero de equipo Mohamed Salah. El egipcio sueña con jugar en el Real Madrid y puede costar lo mismo que el senegalés y siendo bastante más joven.

El Barça puede ser un aliado

El fichaje de Sadio Mané o Mohamed Salah podría ser una realidad gracias al FC Barcelona, ya que si acaban fichando a Neymar o Antoine Griezmann, o ambos, necesitarán vender futbolistas.

Uno de los jugadores que más números tienen para abandonar el club azulgrana sería el francés Ousmane Dembelé, quien está en la agenda del Liverpool de Jurgen Klopp desde hace bastante tiempo.

Ousmane Dembele y Leo Messi | EFE

En caso de llegar al equipo inglés, el Real Madrid aprovechará que el conjunto británico necesitará hacerle hueco y vender a uno de sus cracks para ir a por uno de los dos delanteros.

 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad