Benzema humilla a Messi (o por qué el Barça no estará en la final de Champions)

stop

El delantero del Real Madrid se une a Cristiano Ronaldo en la campaña contra el astro argentino

03 de mayo de 2018 (21:27 CET)

Leo Messi es el mejor futbolista del mundo. Probablemente, el mejor de la historia. Pero lo cierto es que en los últimos años no está demostrando su superioridad en forma de títulos.

Al menos, no en la Champions League. La competición de fútbol más prestigiosa del mundo después del Mundial se le está resistiendo al genio de Rosario.

Si bien, Messi ha ganado un total de cuatro Champions –tres de ellas (2009, 2011 y 2015) siendo el claro referente del Barça– en los últimos tiempos el Real Madrid se ha convertido en el gran dominador.

Cristiano Ronaldo ha liderado a los de Zinedine Zidane de manera apabullante por Europa. Los blancos han arrasado con todo y aspiran al triplete de Champions. A la cuarta en cinco años.

Esta estadística de locura que el Madrid tiene al alcance de su mano –tan solo el Liverpool le puede poner oposición en la final de Kiev– pasa factura al gran Messi.

El astro argentino sale tan malparado en la comparativa que, incluso Karim Benzema le pasa la mano por la cara. El galo le ha igualado en goles anotados en semifinales de la Champions.

Cristiano Ronaldo o el feo a Benzema que tapan en el Real Madrid (y un chivato cuenta) | EFE

La cifra da vértigo ya que en cifras absolutas no hay comparación posible entre Messi y Benzema. Pero es cierto que el astro argentino ha tenido un gafe en Europa.

Estadísticas en contra de Messi (y del Barça)

En las semifinales le ha costado mucho hacer goles y en los últimos años ya no es capaz ni de superar los cuartos de final: ha caído tres años seguidos contra Atlético, Juventus y Roma.

En todas las participaciones de Messi en las semifinales de la Champions ha firmado un total de tan solo cuatro goles. Los mismos que Benzema.

“¿No sabes por qué el Barça no ganó a la Roma?” Florentino Pérez calla la vergüenza de Messi| EFE

Lo más grave del caso es que Karim ha necesitado 12 partidos para anotar esos cuatro goles, mientras que Messi ha jugado 13 encuentros de semifinales en Champions.

Queda patente que cuando Messi no está a la altura, el Barça se resiente mucho. El proyecto deportivo que acompaña al genio sigue siendo justo: necesita mejorar. Y lo más preocupante es que cada año se va un gran crack: Xavi, Dani Alves, Neymar y, ahora, Iniesta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad