Leo Messi | EFE

“Quiere vengarse de Messi”. Llama a Florentino Pérez, se baja el sueldo y saca la porquería del Barça

stop

El crack que se ofrece al Real Madrid en las últimas 24 horas

01 de agosto de 2019 (12:38 CET)

El Real Madrid sumó este miércoles su primera victoria de la pretemporada contra el Fenerbahçe (5-3). Los de Zinedine Zidane también vencieron al Arsenal, pero lo hicieron en la tanda de penaltis y tras haberse ido al descanso perdiendo por 0-2. El resto de partidos disputados se cuentan por derrotas. 3-1 contra el Bayern de Múnich, 3-7 contra el Atlético de Madrid y 0-1 contra el Tottenham. Unos resultados que están causando una profunda preocupación en el seno del club.

Se esperaba que con el regreso de Zidane y la reconstrucción de la plantilla la situación vivida la temporada pasada sufriera un punto de inflexión. Pero nada más lejos de la realidad.

Suspenso del Real Madrid en pretemporada

La defensa sigue mostrando las mismas carencias de la temporada pasada. Eder Militao, el único refuerzo para el centro de la defensa, todavía no ha debutado. Pero se hace difícil pensar en que un recién llegado que todavía tiene que adaptarse al juego del equipo vaya a suponer ese cambio radical en la zaga. Y a Ferland Mendy, por su parte, todavía le falta tiempo para asentarse.

El centro del campo tampoco está dando buenas sensaciones. De hecho, la medular no ha sufrido cambios. Zidane pide a Paul Pogba, Florentino quiere a Christian Eriksen, y el uno por el otro, la casa sigue estando sin barrer.

Decepción con el ataque

Pero lo más flagrante son las primeras impresiones que está dejando el ataque. Eden Hazard no está siendo ese líder que pretendía Zidane. No está imprimiendo el liderazgo en el equipo que se esperaba en Chamartín. Por no hablar del sobrepeso con el que ha llegado al club de la capital. Se comenta que se pasaba en 7 kilos de su peso y que a día de hoy solo ha perdido 3. Y se comenta en Concha Espina que no es un jugador que destaque por su trabajo y su entrega.

Eden Hazard | EFE

De la banda derecha, por otro lado, poco queda que decir. La situación con Gareth Bale se vuelve cada vez más insostenible. El jugador quiere seguir. Está muy a gusto en la capital. Y más con el sueldo que ostenta. Pero Zidane no lo quiere. Y los merengues siguen sin incorporar a un crack que pueda cubrir su posible baja.

Marco Asensio podría haber cubierto el hueco. Pero la lesión en la rodilla que le dejará fuera toda la temporada complica aún más la situación.

Así, el único recambio que le queda al míster en la plantilla actual es Lucas Vázquez. Un jugador que el técnico considera que está bien para algunos partidos, pero en el que no confía para contiendas de alto nivel.

Karim Benzema no da el nivel

Karim Benzema, por su parte, tampoco está dando la talla. Anotó un hat-trick contra el Fenerbahçe, pero marcar tres goles al equipo turco, que anda muy lejos de los grandes de Europa, no se considera como un mérito importante.  

El ariete estaba firmando una temporada para olvidar. Con rachas cuatro o cinco partidos en los que no fallaba a puerta y otras de hasta 10 choques en los que ni siquiera llegaba a chutar. De hecho, si mantuvo la titularidad no era por otra cosa que porque no había ningún jugador que le hiciera sombra. El rendimiento de Mariano Díaz estuvo muy por debajo de lo esperado. Y hasta la llegada de Zidane, Karim sumó 22 goles en 44 partidos.

Zidane salva el cuello a Benzema

Pero con ZZ en el banquillo, todo cambió para el atacante galo. Karim participó en 9 de los 11 partidos que dirigió Zidane, en los que sumó ocho goles y dio dos asistencias, sellando así un final de curso con una muy buena nota que cambió su destino.

Benzema había sido uno de los que más había sonado para abandonar el club durante todo el año. Y se conoce que el Madrid ya tenía el objetivo fijado en su sustituto. Pero ZZ ha peleado por su continuidad. Y no solo eso. La ha exigido.

Zidane y Benzema | EFE

Protección hacia el galo

Además, también ha metido mano en el fichaje del suplente del galo, Luka Jovic, evitando que los blancos contrataran a un jugador de primera línea que pudiera hacerle sombra.

Una situación que no pasa desapercibida en Europa. Los clubes saben de las necesidades del Real y no están poniendo las cosas fáciles. Por ejemplo, el Manchester United, que se muestra inamovible en la petición de 200 millones de euros por Pogba.

Sin embargo, este panorama ha generado que un crack haya picado a la puerta de Florentino para ofrecerse al conjunto de Zidane.

Mauro Icardi llama a Florentino Pérez

Se trata de Mauro Icardi. El jugador está descartado en el Inter de Milán. Antonio Conte no le quiere en su nuevo proyecto neroazurro y hace semanas que él y su agente andan buscando equipo. El Inter incluso ha rebajado su precio de los 110 millones de euros hasta los 60. Y el jugador está incluso dispuesto a ajustarse el sueldo a la escala salarial de la plantilla, aunque ello implique cobrar menos de lo que gana en Italia.

 

El Madrid ya se había interesado por el atacante el pasado verano. El propio delantero lo reconoció en la rueda de prensa previa al Barça-Inter de Milán de la fase de grupos de la Champions League. Y ahora es el futbolista el que ha establecido contactos con los merengues.

”Quiere vengarse de Messi”

Un Icardi que, además, se muere de ganas de medirse a Leo Messi en la misma competición. La relación entre Leo y Mauro siempre ha estado en entredicho. Muchos han asegurado a menudo que no se llevan nada bien. Se llegó a decir incluso que el crack balugrana "no quería a Icardi en la Selección Argentina”. Y apunta el agente del crack que “Quiere vengarse de Messi”. Y esta animadversión hacia el de Rosario por parte de Mauro pone mucho a Florentino.

Asimismo, Mauro encajaría perfectamente con el perfil de delantero que quiere el Madrid. Sería el relevo generacional perfecto para Benzema a corto/medio plazo.

Pero la operación hoy por hoy se presenta imposible. El Madrid anda trabajando en reforzar otras zonas del campo que requieren prioridad. Y la posición de delantero centro ya está cubierta para este curso. Zidane no permitirá que Benzema salga, y a Luka Jovic no le darán salida. El año que viene, cuando probablemente Karim se haya ido, habrá una nueva oportunidad.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad