Sergio Ramos y Zidane | EFE

“Va de fiesta en fiesta”. Y Sergio Ramos sabe quién es: lío (y muy gordo) para Zidane

stop

Incendio en el vestuario del Real Madrid con un crack de Florentino Pérez

01 de agosto de 2019 (10:18 CET)

Corre por Madrid que Vinícius no gusta a Zinedine Zidane. Florentino Pérez quiere que el técnico le dé protagonismo y peso en el equipo. Es un fichaje suyo y quiere que triunfe en el Santiago Bernabéu.

Pero el técnico no está por la labor. No le considera el súper crack que le habían vendido desde la cúpula. No le convence su forma de jugar y le ve un futbolista demasiado independiente y egoísta. Le ponen de los nervios sus pérdidas.

Zidane pasa deVinícius

Un asunto que no es nuevo. El jugador estaba lesionado cuando Zidane recuperó el mando del equipo blanco en los últimos meses de la temporada pasada.

Pero cuando se recuperó y estuvo disponible tampoco fue uno de los jugadores con los que más contó el galo. Se recuperó tres partidos antes del final de la temporada, en los que solo fue titular en uno. En los otros dos jugó apenas un cuarto de hora.

Asimismo, la exigencia del fichaje de Eden Hazard por parte del francés deja claro que Vinícius no es una pieza con la que cuente Zizou. Florentino, por su parte, le propone que lo sitúe en la derecha como relevo de Gareth Bale, al que el míster ha descartado. Pero para el extremo Zidane propone a Sadio Mané. No se plantea a Vinícius como titular en ninguna posición.

Sadio Mané | EFE

Temor en el Real Madrid

Un panorama que empieza a tener muy preocupados a los responsables blancos. En la cúpula merengue temen que el delantero carioca pueda terminar como otros jugadores como Robinho, un jugador que no explotó como se esperaba en el campo y empezó a dejarse.  “Va de fiesta en fiesta”, decían en Chamartín.

De hecho, Vinícius no tenía que aterrizar en Madrid el pasado verano todavía. Pero a Florentino le llegaron voces de la vida social activa del jugador fuera del Flamengo y Pérez no esperó ni un instante para traerlo. No quería perder al futbolista antes de tiempo. Y ese temor empieza a invadir los despachos del Santiago Bernabéu.

Existe el miedo de que el carioca se sienta decepcionado al no tener minutos y empiece a dejarse ir como Robinho en su momento. Florentino le prometió tener un papel de peso, pero no parece que con Zidane eso vaya a pasar. Veremos si e futbolista tiene ese punto de madurez para mantener la calma o si, como temen en la planta noble, se deja llevar fuera del Real Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad