Florentino Pérez | EFE

Pasa de Messi y el Barça (y elige al Real Madrid): Florentino Pérez tiene una sorpresa final

stop

El presidente negocia con un tapado

04 de junio de 2019 (12:04 CET)

Frentes abiertos. En el Real Madrid tienen varias operaciones entre manos. Se avecina un verano largo en las oficinas del Santiago Bernabéu.

Fichajes en el bolsillo

Algunas están bastante avanzadas. Por ejemplo, la de Ferland Mendy. El lateral del Olympique de Lyon está cada vez más cerca de Chamartín. Ambos clubes han pactado ya su precio de traspaso en 40 millones de euros y todo queda a merced de unos pocos flecos. Si no ocurre nada extraordinario, en pocos días la contratación de Mendy será oficial. Pronto Marcelo tendrá un competidor en su puesto.

Otro de los movimientos que va viento en popa es el de Eden Hazard. El propio jugador dio pistas bastante claras al término de la final de la UEFA Europa League que este verano cambiará de aires. Y no solo eso. Reveló también que el pasado verano estuvo a punto de hacer las maletas. Y en el club blue tienen más que asumido que el delantero belga no jugará en Stamford Bridge el próximo curso.

De hecho, en el Chelsea saben que si no lo venden ahora se irá el próximo verano, cuando acabe contrato, con la carta de libertad.

Operaciones en marcha

Asimismo, también existen operaciones que se presentan algo más farragosas. Por ejemplo, la de Chrisitian Eriksen. Florentino Pérez quiere al danés. Le prefiere a Paul Pogba, que es el deseo de Zidane, y sabe que si no lo cierra tendrá que ir a por el francés. Y por eso quiere cerrar la operación cuanto antes.

Christian Eriksen | EFE

Pero Daniel Levy no está poniendo las cosas fáciles. Como los responsables del Chelsea con Hazard, es consciente de que tendrá que dejarlo ir en los próximos meses. Y es que Eriksen también finaliza contrato en junio de 2020, y no existen intenciones del jugador por renovar.

 

Pero no todas las operaciones abiertas en el Madrid son de jugadores de primera línea como Hazard o Eriksen. En el club blanco también manejan nombres de algún que otro tapado y que sería una apuesta a medio/largo plazo.

El tapado de Florentino Pérez

Jugadores como Joao Félix (19 años), del Benfica, y que también ronda la órbita del Real Madrid. El delantero portugués ha sido otra de las grandes revelaciones de Europa esta temporada. Ha marcado 20 goles y ha dado 11 asistencias en 40 partidos, y puede jugar tanto en la posición de Gareth Bale como en la media punta. Y en la T4 del Santiago Bernabéu le ven como una incorporación más que interesante.

De hecho, hace meses que Florentino y Jorge Mendes, representante del jugador, mantuvieron unas palabras sobre el crack. Y entonces el agente dejó claro a Florentino que si no iban a por él lo ofrecería al Barça.

Joao Félix elige el Real Madrid

Pero el delantero pasa del equipo culé y de jugar con Leo Messi, lo que pone las cosas muy de cara al Real para hacerse con sus servicios. Joao tiene claro a dónde quiere ir si el Madrid le abre las puertas.

Pero el Benfica también tiene algo que decir. Los lusos reclaman 120 millones por su traspaso. Y ojo: pretenden subir su cláusula hasta los 200 ‘kilos’. Quieren blindarlo para hacer un buen negocio con su venta.

Pero Florentino tiene un plan B. El presidente sabe que el Lisboa andan en busca y captura de un portero. Se conoce que se han interesado en Jasper Cillessen, pero el holandés se aleja cada día más del conjunto portugués. Y aquí el mandatario madridista tiene una buena oportunidad.

El as en la manga de Florentino Pérez

Keylor Navas es uno de los candidatos a salir del club merengue. Thibaut Courtois será el titular indiscutible por orden de Florentino y Zidane quiere que el segundo portero sea su hijo, Luca Zidane. Por eso Navas, que siempre quiso quedarse, no lo hará si es para ser el tercer portero del equipo.

Así las cosas, el costarricense podría convertirse en parte del pago por los servicios del joven delantero. Pérez se plantearía ofrecer al meta y unos 60-70 millones por el delantero.

Todos ganan

Una operación que dejaría contentas a todas las partes. El Benfica perdería a Joao, pero tendría el portero de garantías que buscan e ingresaría una buena cantidad extra para afrontar otros fichajes. Y el jugador daría ese salto a un grande como el Madrid que tanto desea.

Florentino, por su parte, se quitaría de encima a uno de los descartes (y a uno de los jugadores a los que nunca quiso en el equipo) y se llevaría una perla en auge a un precio similar al que pensaba pagar por Jovic. Y es que si se hace con los servicios de Joao, el serbio pasaría a un segundo plano.

Y mientras tanto, el Estadio da Luz podría convertirse en un buen escenario para que Keylor prolongue su trayectoria en el fútbol de élite, que es uno de sus objetivos. Se ve con fuerzas de continuar en la alta competición. Sin duda, sería una operación win win win.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad