Florentino Pérez| EFE

Florentino Pérez o la revolución (con Solari, Conte o el que venga): tres fichajes galácticos en el Real Madrid (y una sorpresa)

stop

El presidente blanco se mueve para darle un lavado de cara al equipo

30 de octubre de 2018 (18:55 CET)

Florentino Pérez está en boca de todos en el Real Madrid. La gestión de la crisis de los últimos días ha situado al presidente en el punto de mira. De hecho no son pocos los que le acusan a él y al resto de la junta directiva de ser los principales culpables de haber llevado a este punto al equipo.

Pero, como era de esperar, el presidente en ningún caso ha asumido responsabilidad alguna. Y como buena muestras de ello, el duro comunicado con el que el club anunciaba la destitución de Julen Lopetegui.

Un comunicado en el que dejaba entrever que la mala racha no es debida a una mala plantilla, sino a una mala gestión desde el banquillo por parte del vasco. Un texto que, eso sí, demuestra que los nervios en la zona noble están a flor de piel.

Julen Lopetegui | EFE

La revolución de Florentino Pérez

Entre otras cosas porque, si de cara a la galería se esgrime el argumento de que esta plantilla cuenta con jugadores de primer nivel, de puertas hacia dentro se asume que hacen falta una serie de fichajes de cara al próximo verano.

Y no oportunidades de mercado como las del pasado verano. No. Galácticos, y de los que provocan colas en las tiendas colindantes al Bernabéu. De hecho, el presidente tiene muy claro que, esté quien esté en el banquillo la temporada que viene, el Madrid va a ir a por tres cracks de primer orden.

Una revolución de Florentino para darle la vuelta a una plantilla que, según apuntan muchos, necesita caras nuevas como el comer.

Dos galácticos en la delantera

Y será la delantera la que más cambios sufrirá. Una cosa está clara: o mucho cambian las cosas de ahora a junio o lo que es seguro es que Karim Benzema y Gareth Bale harán las maletas.

Karim Benzema y Gareth Bale| EFE

Tanto el francés como el galés se han ganado la antipatía de la directiva, que está más que harta de ver como dos jugadores que cobran lo que cobran y que, en teoría, tiene galones, se esfuman cuando vienen mal dadas.

Y, lo que es más importante, también de la afición, que ya les está empezando a dedicar alguna que otra sonora pitada. Florentino lo sabe, y tiene dos cartas encima de la mesa para hacer olvidar a Benzema y a Bale.

Por un lado, Neymar. El brasileño será el objetivo número uno el próximo verano. Lo fue el pasado, pero Nasser Al-Khelaïfi se negó a abrirle las puertas del PSG. Había pagado una burrada por él (222 millones de euros) un año atrás y quería, al menos, ver a sus jugador franquicia disputar dos temporadas en el Parque de los Príncipes. Pero cuando acabe esta temporada el brasileño lo tendrá mucho más fácil para buscarse la vida lejos de la capital gala, donde, cuentan desde su entorno, no es que sea precisamente feliz.

Neymar | EFE

Pérez, que ya tiene un pacto no escrito con el padre y representante del brasileño, está muy bien situado para llegar a un Madrid en el que, ahora sí, sería el líder de uno de los mejores equipos de Europa.

En cuanto al relevo de Benzema, el máximo responsable del club está convencido que debe ser Harry Kane. El delantero del Tottenham arde en deseos de salir de Londres donde, cuentan los que más le conocen, considera que ya no puede crecer más.

El inglés quiere ganar ligas y Champions y, por mucho amor y cariño que le tenga al Tottenham, sabe que en el equipo de Mauricio Pochettino va a ser muy difícil (por no decir imposible) conseguirlo.

Además, y ese es un punto especialmente importante para Florentino, Kane es uno de esos delantero que venden muchas camisetas. Si bien Neymar está muy por encima en ese sentido, Kane no se queda corto precisamente.

Una nueva pareja de baile para Sergio Ramos

Con Neymar y Harry en la delantera, la otra línea que quiere reforzar el presidente es la defensa. No son pocos los que, ya el verano pasado, entre ellos Lopetegui, le estaban pidiendo a gritos que se hiciera con un central de primer nivel.

El tiempo les ha dado la razón. El estado de forma de Raphael Varane es más que lamentable. El francés parece otro jugador. Por otro lado, a Nacho le vienen muy grandes ciertos partidos, y Vallejo nunca ha sido ni será una opción.

De ahí que estén buscando una nueva pareja de baila para Sergio Ramos. Son varios los nombres que se barajan en Chamartín, pero son Skriniar y De Light los que más ilusionan.

Sergio Ramos | EFE

La sorpresa

Sin embargo, consciente Pérez que la temporada puede hacerse muy larga al equipo si las cosas siguen igual de mal, el dirigente se está moviendo para, de cara al mercado de invierno, intentar sondear la llegada de Eden Hazard.

Si bien es cierto que el belga juega en la misma posición que Neymar, en el caso de que los dos acaben formando parte de la plantilla, el del Chelsea podría adaptarse a la banda derecha. Tiene calidad de sobras para hacerlo.  

El delantero ha dejado muy claro que su deseo es, si se marcha de Londres, hacerlo para ir a un Madrid con el que sueña desde pequeño. Y ojo que si en invierno ve una oportunidad, Pérez se lanzará a por él.

Eden Hazard| EFE

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad