Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez o “Que tiemble Messi”: hay técnico galáctico (y no es Mourinho)

stop

El presidente blanco traza una nueva estrategia después del “no” de Conte

30 de octubre de 2018 (11:56 CET)

A Florentino Pérez le crecen los enanos. El presidente del Real Madrid está viviendo los peores momentos de su segunda etapa como mandatario del club de la capital. Un momento parecido al que vivió en el 2006.

Entonces el Madrid también atravesaba una etapa nefasta y Pérez admitió que había convertido a los jugadores en unos “consentidos”. Así, hizo las maletas y huyó del  Santiago Bernabéu.

Antonio Conte se aleja pitando

Pero los planes no le están saliendo bien al dirigente. Florentino ha perdido la primera batalla con el vestuario. Los cracks han impedido la primera medida de contención del empresario: Antonio Conte.

Todo parecía hecho este lunes. La destitución de Julen Lopetegui se había consumado, mientras Santiago Solari cogía las riendas del equipo a la espera del italiano.

Era cuestión de horas que Conte fuera confirmado como nuevo entrenador blanco. De hecho, ya estaba prácticamente establecido que Solari dirigiría al equipo contra el Melilla en la Copa del Rey este miércoles y Conte ocuparía el cargo de cara al partido del domingo contra el Valladolid.

Resultado de imagen de solari

Ramos lanza el primer dardo

Pero los planes se le empezaron a truncar ya al dirigente el domingo, tras el varapalo del Camp Nou. Después de la manita del FC Barcelona, Ramos ya sacó el hacha y mandó una advertencia a Florentino.

El de Camas no estaba dispuesto a aguantar la mano dura de un técnico como Conte. “El respeto no se impone”, dijo el central. Más claro el agua. Y es que el andaluz apostaba por la continuidad del vasco. Mantenía la apuesta que hizo por Julen en verano.

Las condiciones que impone Conte frenan a Florentino Pérez

Mientras tanto, el lunes las cosas se pusieron peor para las intenciones de Pérez. Por un lado, Conte exigió un sueldo mayor al que tenía Lopetegui (cobraba 6 millones de euros) y que el de Zidane o Ancelotti (más de 7,5 ‘kilos’), a razón de un mínimo de dos temporadas.

Por otro lado, en la T4 del Santiago Bernabéu tampoco pensaban hacer frente a las peticiones que hizo en cuanto a fichajes. Conte quería reforzar la defensa y la delantera con cracks de primera línea. Un desembolso demasiado elevado en medio de la temporada. Pero hay más.

Antonio quería desembarcar en Madrid con su propio cuerpo técnico. El míster exigió incorporar a la nómina del club a sus ayudantes de campo, a su preparador físico y a su nutricionista. Figuras que en el Madrid ya están cubiertas y que no tienen intenciones de sustituir.

Así las cosas, el fichaje de Conte pierde enteros cada minuto que pasa. Los acontecimientos deberían dar un giro bestial para que la operación se llevara a cabo.

Florentino traza un plan B…

Sin embargo, Florentino ha perdido la batalla. Pero no está dispuesto a perder la guerra. Por eso ha trazado un plan B para las próximas semanas. “Que tiemble Messi”, se escucha de los que conocen la estrategia a seguir del presidente.

Sergio Ramos a Florentino Pérez: “Fíchalo” (y Joachim Löw lo quiere en el Real Madrid) | EFE

El nombre de Joachim Löw suena cada vez con más fuerza en Chamartín. El técnico alemán está muy cuestionado en el combinado germano y su destitución podría ser cuestión de semanas. Si los resultados de los compromisos de Alemania en el próximo parón por partidos internacionales podría salir en globo. Y ahí estará Florentino para recogerlo.

…Y un plan C

La otra opción sería que José Mourinho fuera fulminado del Manchester United. Si los resultados siguen el mismo camino que hasta ahora, el luso podría tener los días contados. Y Florentino no tardaría ni 24 en presentarlo. El portugués es el que más gusta al mandatario.

Jose Mourinho Champions

Pero el elevado finiquito de Mou le mantiene aferrado a Old Trafford y no pinta que los británicos vayan a dejar ir los 18 millones que tendrían que pagarle así como así. De ahí que la opción de Löw gane enteros.

Y ojo, porque no son los únicos en la lista. Jürgen Klopp, del Liverpool, y Robert Martínez, ahora en la selección de Bélgica, también figuran en ella.

De momento el ‘presi’ esperará. En primera instancia, la interinidad de Solari se alargará hasta junio. Si no se ve obligado a destituirlo antes por los malos resultados o porque uno de sus dos pretendidos esté disponible.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad