Santiago Solari | EFE

“Solari, chaval, juega éste”. Florentino Pérez mete mano en el once del Real Madrid (y desde ya)

stop

El presidente y la llegada del argentino al banquillo del club blanco

30 de octubre de 2018 (17:40 CET)

Florentino Pérez ha movido ficha. Se ha cargado a Julen Lopetegui y ha puesto al mando del primer equipo a Santiago Solari, el hasta ahora técnico del Real Madrid Castilla.

Si bien es cierto que eran muchos los que apuntaban a que iba a ser Antonio Conte el elegido, los problemas con el italiano han provocado que el presidente haya optado por sentar en el banquillo a un técnico ‘amigo’.

Y es que, entre muchas otras cosas, Sergio Ramos le dejó muy claro a Pérez que tanto él como el resto de pesos pesados no querían saber nada del italiano. “El respeto se gana, no se impone”, declaró el capitán tras el desastre del Camp Nou.

Un mensaje alto y claro para la directiva con la intención de hacer que Florentino se olvidara de Conte que, si algo tiene, es fama de tipo duro. Entre eso y las dificultades en las negociaciones con el ex del Chelsea y la Juventus, finalmente el elegido ha sido Solari.

Florentino Pérez mete mano en el once

Una decisión que ha provocado ciertos nervios en el vestuario. Si bien es cierto que jugadores como Sergio Ramos o Isco han aprobado al argentino, no son pocos los que temen que el máximo responsable del club tome ahora partido en la gestión del vestuario.

Santiago Solari | EFE

Y es que si Solari está ahora al mando es porque Pérez sabe que el de Rosario no le va a decir que ‘no’ a nada. Pérez no quiso en ningún momento intervenir en las decisiones de Lopetegui (al menos no más de lo que es habitual en él), pero ahora con Solari la situación será muy distinta.

Si antes eran muchos los que aseguraban que Julen era “un muñeco en manos de Ramos”, ahora no son pocos los que hacen lo propio argumentando que Solari lo será en manos del palco.

Solari, chaval, juega éste”, puede que sea una de las frases que más se escuche en el Bernabéu en los próximos partidos. O al menos hasta que llegue un técnico top. La idea es seguir intentando hacerse con los servicios de Conte, aunque nombres como Joachim Löw o Robert Martínez están en la recámara.

Hasta entonces, será Solari el ‘responsable’ del primer equipo. Eso sí, los que esperan una gran revolución y que el argentino imponga su sello, que esperen sentados. Ahora más que nunca, el poder recae en la presidencia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad