Cristiano Ronaldo | EFE

Cristiano Ronaldo saca la basura de Sergio Ramos (y huele que tira para atrás)

stop

El delantero portugués se va de la lengua

30 de octubre de 2018 (21:10 CET)

Cristiano Ronaldo se ha quedado más que a gusto en su última entrevista. El portugués, ahora en las filas de la Juventus de Turín, ha dejado claro que su marcha vino provocada, en parte, por el poco interés que mostró Florentino Pérez por retenerle.

Sin embargo, lo que no ha explicado el luso en los medios y que sí que ha hecho a su entorno más cercano es la porquería que rodea a Sergio Ramos.

Y es que el delantero, que tuvo sus más y sus menos con el capitán cuando convivieron en Valdebebas, ha aprovechado el lío actual en el Real Madrid para, como es habitual en él, echar más leña al fuego.

Cristiano Ronaldo saca la basura

Y no se ha mordido precisamente la lengua. Ronaldo ha dejado muy claro que uno de los principales culpables del lío que tienen montado en el Bernabéu es el defensa. Según la opinión del delantero, Sergio tiene demasiado poder dentro de la plantilla blanca.

Un poder que tenía en época anteriores, pero que con la salida de Zinedine Zidane y, sobretodo, con la llega de Julen Lopetegui, creció exponencialmente. De hecho, no son pocos los que hace tiempo ya advertían que Ramos era quien manejaba los hilos en Valdebebas y que Lopetegui no hacía otra cosa que reírle las gracias.

Sergio Ramos | EFE

Cristiano sabe de buena mano (entre otras cosas porque su gran amigo Marcelo sigue estando en contacto con él) que el clan de los españoles se ha hecho con el poder absoluto del vestuario, y Ramos es el líder.

Pero, como se ha podido comprobar en estos últimos días, el poder de Sergio no acaba en el césped, sino que llega más arriba. Mucho más arriba.

Como bien sabe CR7, uno de los motivos por los que Antonio Conte no ha aterrizado en Madrid ha sido porque el italiano sabía que el grupo del andaluz en el vestuario lo había vetado.

Es más, el capitán pidió/exigió al presidente que el relevo de Julen debía ser un técnico con perfil bajo, dócil y manejable, nada de un tipo con mano dura. Entre otras cosas porque si Florentino apostaba por Conte, Ramos no iba a tardar en tirar de la manta. Y eso puso de los nervios a la directiva.

¿Resultado? Santiago Solari, que no es que sea precisamente un entrenador que vaya a llegar y cortar cabezas, es el nuevo míster. Ramos, como bien sabe CR7, ha vuelto a imponer su ley. Veremos cuánto dura el de Rosario en el cargo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad