Si Messi no sale, el Barça deberá vender a Ansu Fati

La continuidad del delantero argentino Leo Messi en el Barça pone en serio peligro el futuro del joven canterano Ansu Fati

Leo Messi y el Barça celebran un gol contra el Villarreal
Leo Messi y el Barça celebran un gol contra el Villarreal

La situación económica del FC Barcelona es seriamente preocupante. La pandemia del COVID-19 no ha hecho más que empeorar la situación de unas arcas que llevan tiempo enfermas. La salida de Leo Messi este verano hubiera solucionado muchos males. Pero el que se haya quedado en el club culé no solo agrava la situación actual, sino que también puede tener consecuencias desastrosas en los próximos meses, que podrían pasar incluso por la venta de Ansu Fati, uno de los principales activos del club.

La deuda del Barça actualmente asciende hasta los 488 millones de euros. Para situarla en contexto hay que destacar que el Manchester United era el club con más deuda, con 459 millones de euros, seguido del Inter de Milán, con 438, el Atlético de Madrid, con 391 y la Juventus de Turín, con 291 ‘kilos’ de deuda. Vamos, que los culés podrían haberse situado en lo alto de la lista de morosos.

Josep Maria Bartomeu
Josep Maria Bartomeu

El Barça paga los estragos del COVID-19

Una consecuencia directa de una temporada marcada por la crisis sanitaria del coronavirus. Los blaugrana habían calculado para este curso unos ingresos de 1.047 millones. Sin embargo, esta cifra se quedó en 855, lo que ha generado unas pérdidas de 97 millones.

Asimismo, se esperaba ingresar en el curso que acaba de empezar unos 1.120 millones de euros. Pero con el coronavirus de por medio, las precisiones se quedan en 791 millones. Y habrá que ver si se llega a ese número, pues puede ser un serio problema de cara a la masa salarial.

Sueldos demasiado elevados en el Barça

Según marca el reglamento de la Liga, esta no puede superar el 70%. Y teniendo en cuenta que los jugadores cobran un total de 636 millones de euros, la masa salarial de la entidad catalana era del 61%, con el presupuesto de 1.047 millones.

Pero con el de 791 previsto para el curso que viene, esta masa salarial pasaría a ser el 80%. Y eso que este verano se han librado de algunos de los sueldos más altos con las salidas de Luis Suárez (23,4 millones de euros brutos anuales), Rakitic (13,3) o Arturo Vidal (9).

La salida de Leo Messi es una solución

Así las cosas, al Barça y al futuro presidente no le quedan muchas salidas para mantener a flote la economía del club. Una de ellas pasa por la salida de Messi. Dejar de pagar los casi 100 millones de euros brutos que desembolsa cada año el club por sus servicios solucionaría muchos problemas. Permitiría no violar el límite de la masa salarial y dejaría margen para afrontar la incorporación de algunos refuerzos con sus respectivos sueldos.

Pero si Messi no se va, la cosa se pone fea. Porque son unas cuantas las salidas que se tendrían que llevar a cabo. Y tendría que abrir las puertas a una de sus apuestas más firmes: Ansu Fati.

Ansu Fati
Ansu Fati

La continuidad de Messi pone en peligro la de Ansu Fati

Porque el joven crack es uno de los jugadores cuya venta generaría una plusvalía al club, al haber llegado a coste cero a la entidad. Y es que las ventas de Antoine Griezmann, Ousmane Dembélé o Phillippe Coutinho no serían rentables para el club, teniendo en cuenta que costaron 120, 140 y 160 millones y que no saldrían por más de 60 o 70 ‘kilos’.

Otra opción pasaría por rebajar el salario a los pesos pesados. Pero tal sería la cantidad a rebajar a casa uno de ellos que podrían acudir a los abogados y reclamar su carta de libertad. Así lo señala el artículo 41 del Estatuto del Trabajador.

Publicidad