Locura de Florentino Pérez: 300 millones (y no es Neymar)

La operación que tiene sin pegar ojo al presidente del Real Madrid

Fotografía: Locura de Florentino Pérez: 300 millones (y no es Neymar)
Fotografía: Locura de Florentino Pérez: 300 millones (y no es Neymar)

Se avecinan cambios en el Real Madrid. Al margen de como termine la temporada el equipo blanco, los mandatarios tienen claro que el equipo necesita una renovación profunda y que esta debe empezar en la línea atacante.

Los últimos días de la BBC

Opinan cada vez más entre los responsables que la BBC ya vio sus mejores días y que ha llegado el momento de desmantelarla. Los problemas con las lesiones no han dejado a Gareth Bale recuperar su mejor versión y pocos confían ya en que logre dar el paso adelante que se espera del británico dese hace tiempo.

Isco avisa: los tres fichajes del Real Madrid para acabar con la BBC | EFE

Karim Benzema tampoco se quedará en el Madrid. El francés ya no tiene mucho más que ofrecer en el conjunto blanco, pero a sus 29 años todavía tiene mercado, con lo que en el Rel intentarán venderlo ya para poder sacar algo por él.

Cristiano Ronaldo es otra historia. El delantero portugués sigue siendo un jugador clave en los partidos importantes. Poco se le puede reprochar en este aspecto. Asimismo, los réditos que sigue dando al conjunto blanco en cuestión de marketing no tienen comparación. Por eso el delantero seguirá con casi toda seguridad en Chamartín. Al menos de  momento.

Harry Kane, objetivo prioritario

Pero precisamente su permanencia en el conjunto blanco pone en entredicho uno de las operaciones galácticas que pretende llevar a cabo Florentino Pérez.

Se trata de la del fichaje de Harry Kane, del Tottenham. El delantero británico es una de las prioridades del club para la próxima temporada. En la entidad de la capital le ven como el crack ideal para liderar el futuro proyecto  y como la garantía de gol que en estos momentos le falta al equipo de Zidane, y es que ninguno de los cracks de la BBC están anotando como en años anteriores. Solo se salva CR7 y en la Champions League.

Harry Kane es el hombre de moda | EFE

Kane saldrá por un ojo de la cara

Pero su contratación no saldrá barata. La operación Kane podría llegar tranquilamente hasta los 300 millones de euros. Y eso como mínimo.

Los Spurs tasan al futbolista en 200 millones de euros, lo que sumado a la ficha que pide Harry al Madrid alcanza los mencionados 300 ‘kilos’. El delantero firmaría por cinco años a razón de unos 20 millones por temporada.

Una cantidad que hace que en la T4 del Santiago Bernabéu se pregunten hasta qué punto es necesario el fichaje del delantero inglés, cuya contratación consideran que es una auténtica locura.

Más aún con la presencia de un Cristiano Ronaldo que tiende cada vez más a jugar de delantero centro y que quiere ser el próximo ‘9’ del Madrid. A sus 32 años la banda le queda cada vez más grande y jugar de ariete es el papel que le permitirá seguir en la palestra del fútbol internacional.

Florentino regatea por Kane

Por eso el mandatario quiere  abaratar la operación por todos los medios. Florentino ofreció a Benzema, una propuesta de la que todavía se ríen en Londres.

La otra opción es incluir a Bale, al que recibirían con los brazos abiertos e   incluso estarían dispuestos a rebajar su precio. Pero el galés prefiere irse a un club grande antes de volver a la que fue su casa.

El plan B de Florentino Pérez gana enteros

Tanto es así que el plan B de Florentino para la futura línea atacante del Madrid gana fuerza. En él figura Robert Lewandowski, del Bayern de Múnich, al que pretenden desde hace varias temporadas. Además, por su parte, el delantero siempre ha reconocido que le encataría recalar en el Madrid.

Robert Lewandowski

Mauro Icardi, del Inter de Milán, sería el otro delantero del plan B de Pérez. El argentino ya lo tuvo casi hecho con el Real, pero Zidane vetó su fichaje con tal de que su protegido, Karim Benzema, no tuviera competencia de aquí a final de curso. Con la salida del galo, su llegada se antoja mucho más fácil.

Mauro Icardi y su rajada más brutal | EFE