Coutinho esconde un muerto en el Barça que huele muy mal | EFE

Coutinho a Messi: “El Barça negocia con el Tottenham” (y a Florentino Pérez le cambia la cara)

stop

El próximo fichaje del Barça corre como la pólvora en el vestuario culé

08 de marzo de 2018 (11:25 CET)

Tiene historia. El fichaje de Yerry Mina trae cola en el FC Barcelona. Los culés tiraron para atrás la contratación de Íñigo Martínez de la Real Sociedad el pasado verano. El motivo, según apuntan fuentes internas del club, respondía a que Leo Messi no quería a ningún jugador que pudiera quitarle minutos a Javier Mascherano. El delantero argentino quería a su compatriota a tope para el Mundial de Rusia y vetó la llegada de Martínez para dejar vía libre al Jefecito.

Sin embargo, Ernesto Valverde no le dio los minutos que esperaba a Javier, lo que aceleró la salida del central blaugrana el pasado invierno. Un movimiento que obligó a los catalanes a buscar un sustituto de urgencia, que optaron por adelantar el aterrizaje de Mina en la ciudad condal.

Yerry Mina no encaja

Pero Yerry  no ha logrado ganarse la confianza de Ernesto Valverde. El colombiano fichado el pasado invierno por el FC Barcelona no ha conseguido adaptarse al juego del conjunto catalán. De hecho, el Txingurri ha preferido contar con un Gerard Piqué tocado de la rodilla, que incluso tuvo que infiltrarse  para jugar contra el Atlético de Madrid, antes que darle la titularidad al colombiano.

Tanto es así que los responsables ya trabajan en la contratación de otro central para la próxima temporada. Y ya tienen un jugador fijado en el objetivo.

Toby Alderweireld, fichaje polivalente

Este es Toby Alderweireld, del Tottenham. A sus 29 años garantiza experiencia para la zaga, así como todavía le quedan algunos años de fútbol por delante. Asimismo, puede jugar tanto en el centro como en el lateral derecho, lo que además permitiría a Valverde dar descanso a Sergi Roberto con un jugador de primera línea o para situar al de Reus en el centro del campo.

El zaguero además cuenta con los buenos informes que Phillippe Coutinho ha pasado a los mandatarios culés. El brasileño le conoce bien de cuando estuvo en la Premier League y ha recomendado encarecidamente su fichaje. “El Barça negocia con el Tottenham”, apunta el brasileño a los pesos pesados liderados por Leo Messi.

Alderweireld termina contrato con los Spurs en el 2020 y hace semanas que iniciaron las conversaciones por su renovación, pero según The Independent se encuentran en stand by. Además, apunta el rotativo británico que el defensa tiene una cláusula en su contrato que le permitiría salir en el 2019 por 28 millones de euros, un precio muy asequible vista la inflación que ha sufrido el mercado en los últimos años.

Asimismo, desde el conjunto blaugrana intentarán presionar para que en Londres dejen salir al jugador en el próximo mercado estival, apelando a que si no se lo llevarán el año que viene por el precio establecido.

Una operación que observa nervioso Florentino Pérez. El presidente del Real Madrid tiene en la agenda desde hace tiempo al defensa belga y ya traza la estrategia para entrometerse en las conversaciones entre Barça y Tottenham. La guerra está servida.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad