La mala fama de Isco en el vestuario del Real Madrid

El Real Madrid celebra un gol contra el Betis
El Real Madrid celebra un gol contra el Betis

Un partido y medio. Eso es lo que ha tenido que esperar Isco Alarcón para jugar sus primeros minutos esta temporada a las órdenes de Zinedine Zidane. El andaluz tampoco ha empezado con buen pie el nuevo curso.

Pero las decisiones del técnico de dejarlo en el banquillo no son casualidad. El jugador está en el punto de mira de los responsables. Y su fama en el vestuario no es nada buena.

El calvario de Isco con Solari

No es ningún secreto que Alarcón no es un tipo que se deje la piel en los entrenamientos. Una actitud que ya le condenó con Santiago Solari. El argentino dirigió a los blancos en 40 partidos. E Isco solo apareció desde el inicio en tres de ellos.

Santiago Solari e Isco Alarcón
Santiago Solari e Isco Alarcón

La situación llegó hasta el punto de que Isco tenía pie y medio fuera del Real Madrid. Pero el regreso de Zidane y el embarazo de su pareja, Sara Sálamo, frenaron su salida. Por un lado, Isco esperaba recuperar la confianza del cuerpo técnico con la nueva etapa. Por otro, Alarcón prefería quedarse en Madrid mientras durara la gestación de su hijo.

Isco se queda, pero no convence a Zidane

Además, la Eurocopa se disputaba el pasado verano, y el andaluz consideró aquello de ‘más vale malo conocido que bueno por conocer’ y prefirió quedarse para intentar colarse en la convocatoria de Luis Enrique. Pensó que, aunque fueran pocas oportunidades las que pudiera tener, se ahorraría el proceso de adaptación.

Pero Isco no llegó a ganarse el puesto fijo con Zidane. Y este curso ha empezado de igual forma, con el ex de Málaga como suplente de lujo.

La mala fama de Isco en el vestuario del Real Madrid

No es la primera vez que Isco está en el punto de mira en el vestuario blanco. Ya en 2016 Juan Luis Galiacho apuntó en El Confidencial que “ningún compañero cree en Isco, un jugador de gran calidad técnica, pero con grandes dobleces como persona dentro del vestuario, donde se le considera por algunos como un traidor”. 

Isco Alarcón
Isco Alarcón

Y seguía: “Es un futbolista de gran calidad técnica, pero de informes negativos como persona que también obran en poder del seleccionador nacional (entonces Vicente del Bosque) y del presidente de Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar”. Y cierto es que con el paso de los años su relación con los pesos pesados ha mejorado, pero andaluz no es precisamente uno de los futbolistas mejor valorados en el club.

La salida sigue siendo una opción

Ahora Isco se enfrenta a unos días decisivos. Tiene algunas propuestas sobre la mesa para salir del club en el presente mercado estival. Y ya ha visto que la primera decisión de Zidane este curso ha sido poner por delante suyo a Martin Odegaard. Así las cosas, tendrá que valorar si poner rumbo a otro club donde pueda tener más oportunidades para ser un candidato a disputar la Eurocopa o quedarse e intentar convencer a Zidane.

Fotografía: La mala fama de Isco en el vestuario del Real Madrid
Isco Alarcón y Zinedine Zidane

Una opción, esta última, que sabe que no será fácil. Hacer cambiar la opinión que Zizou se ha formado sobre él en los cuatro años que ha dirigido el equipo será complicado. De hecho, el galo ya le ha hecho saber a Florentino Pérez en varias ocasiones que no vería con malos ojos la salida de Isco del Madrid.

Apuesta en PAF

Y mientras tanto, un Barça comandado por Koeman se estrena en la Liga con la obligación de vencer y convencer. Y es que la pequeña revolución de los azulgranas para el nuevo curso se mirará con lupa desde el estreno contra un rival, el Villarreal, que quiere aprovechar la desaparición del factor campo para asestar el primer golpe. Un duelo trepidante para el arranque en el Camp Nou que, además, presenta promociones en PAF que no te puedes perder: ahora si te registras y haces tu primer depósito, recibes 10€ en dinero real para apostar en un choque con cuotas de lo más atractivas que te pueden hacer obtener ganancias. Por ejemplo, la victoria del Barça al término del encuentro se paga a 1,48 euros por euro apostado. El empate, a 4,75 euros. Y un triunfo del Villarreal, a 6,10 euros. ¡Pero hay mucho más! Pulsa aquí para empezar a jugar (cuotas sujetas a cambios).

Fotografía: La mala fama de Isco en el vestuario del Real Madrid
Publicidad