Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez recibe una llamada bomba: quiere vengarse de Messi y fichar por el Real Madrid de Zidane

stop

El galáctico que se deja querer por el club blanco

11 de abril de 2019 (11:55 CET)

No es ningún secreto que el Real Madrid está preparando una revolución de cara a la próxima temporada. Zinedine Zidane ha regresado al banquillo y no serán pocos os jugadores que saldrán del Real este verano. Y eso, inevitablemente y para alegría de muchos aficionados, implicará fichajes de renombre.

Zinedine Zidane | EFE

De hecho, ya están apareciendo una serie de nombres en el entorno del Real como posible fichajes: Hazard, Pogba, Eriksen, Mbappé…jugadores top para que Zidane tenga una plantilla repleta de cracks y así poder volver a lo más alto.

Todas las secretaría técnicas de Europa saben que Florentino ya está moviendo hilos. También lo saben los diferentes cracks que ven como este verano puede ser el momento de dar un cambio en sus carreras, de ahí que más de uno se esté dejando querer por el club blanco.

Paulo Dybala llama a Florentino Pérez

Y uno de ellos es Paulo Dybala. El delantero de la Juventus sonó muchos ya el pasado verano para recalar en el Santiago Bernabéu. Sin embargo, el Madrid optó por enfriar su posible fichaje entre otras cosas porque el argentino quiso quedarse un año más en la Juventus de Turín.

Dybala creyó erróneamente que la llegada de Cristiano Ronaldo a Turín no iba a hacer más que reforzar su posición en el campo y darle a él y al equipo más posibilidades lejos de la Serie A que domina desde hace años.

Dybala Cristiano | EFE

Estaba equivocado. Ha llegado el luso y el papel de imprescindible de Dybala ha pasado a ser el de banquillo de forma habitual. Y ayer ante el Ajax, en uno de los partidos más importantes hasta la fecha de la Juve, se demostró.

Paulo ya no es titular y quiere salir. Más claro el agua. De ahí que, consciente de que Florentino busca delanteros estrella, haya llamado al Madrid.

Paulo Dybala, un muy buen ‘plan b’

Una llamada que el presidente ha recibido, cómo no, con alegría. Cabe destacar que en ningún caso Dybala es la opción preferencial ni de Zidane ni de la directiva. Ahí el que tiene el ‘ok’ de todos es Kylian Mbappé.

El problema es que el PSG ya ha avisado que no va a dejar salir a su crcak este verano. Muchos deberían cambiar las cosas de ahora a final de temporada para que Nasser Al-Khelaïfi decidiera desprenderse ahora de su mejor jugador. Si bien Neymar sigue teniendo quizás más cartel, nadie en París le perdonaría al presidente del club galo que vendiera a Mbappé tan pronto.

En Chamartín lo saben y ya están trabajando en diferentes alternativas al delantero francés. Entre otras cosas porque el Madrid deberá fichar sí o sí a alguien en la banda izquierda. Gareth Bale tiene los días contados en el Bernabéu y Zidane quiera a un galáctico en esa posición.

Dybala quiere vengarse de Messi

Y la opción Dybala está encima de la mesa. A sus 25 años el argentino está ya más que hecho y maduro para dar el salto a un grande. Fue él uno de los que puso los cimientos de esta gran Juventus que ahora vemos cada semana, pero la llegada de Cristiano le ha tapado por completo.

Quiere salir y fichar por el Real. ¿Por qué tantas ganas de aterrizar en la capital española? Porque le tiene muchas ganas a Leo Messi. Y es que hace dos veranos, cuando Neymar se fugó al PSG de manera inesperada, el nombre de Dybala se puso encima de la mesa en los despachos del Camp Nou.

En el Barça no cuentan con Dybala como sustituto de Neymar | EFE

Pero, al enterarse, Messi vetó la llegada de su compatriota. Cuentan que las relaciones entre ambos son más que malas y que, de hecho, ha sido Messi quien ha vetado en más de una ocasión la participación de Paulo con la selección absoluta.

El de la Juventus es consciente de ello, y arde en deseos de vestir la camiseta del eterno rival de Leo para demostrarle a él y a los culés que puede ganarle en su liga y con el Madrid.

Veremos si Florentino recoge o no el guante que le ha lanzado Dybala. La operación podría cerrarse por unos 80-90 millones de euros, muchos más barato que Mbappé, que rondaría los 200 como mínimo. La opción está encima de la mesa. Y no es nada mala para el Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad