Leo Messi | EFE

¡Se va! Jarro de agua fría a Messi: ¡Busca casa en Madrid! Bomba en el Barça

stop

Los de Ernesto Valverde ganan 5-2 al Mallorca en un Camp Nou rendido al argentino

07 de diciembre de 2019 (22:52 CET)

Se esperaba una noche plácida en el Camp Nou para el Barça ante el Mallorca, y así ha sido. Una noche en la que Leo Messi ha ofrecido su sexto Balón de Oro a la afición, y lo ha hecho además con un nuevo hat-trick con la camiseta azulgrana. Eso sí, viendo el nuevo recital del de Rosario, parece que no va a ser el último Balón de Oro que gane el '10'. 

Los de Ernesto Valverde han pasado por encima de un Mallorca que a los pocos minutos ya era consciente de que le iba a caer un vendaval. Una victoria por 5-2 en la que Griezmann, Messi (3 goles) y Luis Suárez han macado por parte del Barça y Budimir ha hecho lo propio con dos goles para los mallorquines, que hace que los culés sigan líderes una jornada más.

Y lo mejor para los aficionados es que, si bien es cierto que el rival no era precisamente el Liverpool de Jürgen Klopp, los de Valverde han desplegado su mejor juego. Con el tridente en ‘modo fiesta’, el Mallorca ha sido un trapo en manos del conjunto catalán. Sobre todo en la primera parte. En la segunda los de Vicente Moreno ha apretado en ciertos momentos, pero los culés se han acabado imponiéndose en una más que merecida victoria.

Messi, Suárez, Griezmann | EFE

El jarro de agua fría a Leo Messi

Sin embargo, una noticia inesperada ha sentado como un jarro de agua fría en el vestuario. Y es que uno de los pesos pesados del equipo ya ha dejado más que claro que es muy probable que se marche en enero.

No es otro que Ivan Rakitic. El croata ha entendido que, por mucho que ahora sume ya varios partidos de titular, sus minutos responden más a la lesión/baja forma de Arthur que a la voluntad de Valverde de contar con él como sí lo hizo en años anteriores.

Sabe el centrocampista que la zona media del conjunto culé estará en manos del brasileño y de Frenkie de Jong en las próximas temporadas, y considera (con razón viendo su juego una vez coge ritmo) que puede ser titular en un grande.

Una noticia que, si bien es cierto que no ha cogido por sorpresa a Messi, si que le ha dejado algo frío en su gran noche. Entre otras cosas porque el de Rosario, si bien tiene muy claro que su centro del campo debe estar compuesto por Arthur y De Jong, ve a Rakitic como un suplente de lujo. Un rol que, por desgracia para el argentino, Iván no está dispuesto a aceptar.

Rakitic | EFE

El Atlético de Madrid quiere a Rakitic

Y menos sabiendo que no es otro que el Atlético de Madrid de Diego Simeone el que está tras sus pasos. No es ningún secreto que el conjunto colchonero no ha empezado muy bien la temporada y que Simeone quiere refuerzos top en invierno. De ahí que hayan salido ya nombres como el de Rakitic, Edison Cavani o James Rodríguez, entre otros.

Sin embargo, parece que la prioridad del entrenador argentino es el jugador croata. Es por eso que en el Atlético de Madrid están preparando una oferta de 40 millones de euros para hacerse con los servicios de Iván.

Una oferta que, de momento, no encaja con los planes de la directiva azulgrana, que quiere más. Cuentan desde el Camp Nou que el conjunto catalán estaría dispuesto a empezar a negociar a partir de 50 millones de euros. Una cifra a la que el Atlético estaría dispuesto a llegar entre fijos y variables.

Eso sí, desde la zona noble del feudo culé ya nadie niega que el croata está en el mercado. Tampoco Valverde, que le ha dejado muy claro en esta primera fase de la temporada que, a diferencia de años anteriores, no es ya un intocable.

Rakitic

Rakitic busca casa en Madrid

El centrocampista lo sabe, y ya ha dejado muy claro que no quiere ser un suplente de lujo. De ahí que su entorno ya se esté moviendo y haya empezado a sondear un cambio de aires rumbo a la capital española. Parece ser que incluso ya estarían incluso busco casa y colegio para sus hijos.

La idea de dejar el Camp Nou y aterrizar en un Atlético de Madrid atrae el croata. Pese a ser consciente de que el cambio implica dar un paso atrás en su carrera, sabe que a sus 31 años no le queda precisamente mucho, y prefiere estar jugando como titular en un equipo con menos posibilidades que el Barça pero de forma regular.

Tiene nivel de sobras para aterrizar en el conjunto del cholo y encajar en un sistema que le viene como anillo al dedo. Falta ahora ver hasta qué punto el Barça y el Atlético, que no pasan precisamente por su mejor momento en cuanto a relación, se ponen de acuerdo. Eso sí, si la cantidad es cuantiosa, Rakitic se irá en enero.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad