Florentino Perez | EFE

Niega a Messi y al Barça, pide perdón a Florentino Pérez: “Fue un error”. ¡Y elige al Real Madrid!

stop

El crack que apuñala al argentino y al club culé para irse con Zidane

06 de diciembre de 2019 (11:57 CET)

Tanto en el FC Barcelona como en el Real Madrid hace tiempo que buscando un central de garantías y con perspectivas de futuro. Los líderes en la defensa de ambos equipos, Gerard Piqué y Sergio Ramos, empiezan a dar atisbos de declive. Los que vienen por detrás no están llegando al nivel. Y el tiempo se acaba.

El Barça busca relevo a Piqué

En el club culé andan desde hace tiempo buscando un relevo a Piqué para regenerar la defensa. La futura pareja de centrales deberían ser Clement Lenglet y Samuel Umtiti. El ex del Sevilla está firmando una muy buena etapa en el equipo blaugrana.

¡Escandalazo! Piqué: “Bartomeu, cuenta lo que hace” Y no es la Copa Davis (¡Y es muy fuerte!) | EFE

Pero se le nota un bajón importante cuando no tiene a Piqué al lado. Y el campeón del mundo ha perdido toda la confianza que desde la entidad depositaron en él.

Su negativa a operarse de la rodilla le ha llevado a no estar para jugar más de dos partidos seguidos. Y hace tiempo que le buscan una salida. En el Barça no creen que recupere el alto nivel que mostró durante sus primeros meses en la capital catalana. Y también andan al acecho de un central que le releve. 

El Real Madrid hace lo propio con Sergio Ramos

Una situación parecida a la que vive el Real Madrid. Ramos ya empezó a dar atisbos de declive. Y no tiene relevos de garantías en el equipo para liderar la defensa. Raphaël Varane tiene un gran nivel, pero no termina de dar ese paso adelante que haga de él un súper crack. Y la presencia de Nacho y Militao apunta a ser testimonial. Como tampoco cuenta el cedido Jesús Vallejo.

Sergio Ramos | EFE

Además, son unos cuantos en el club los que opinan que, no solo empiezan a pesarle sus 33 años, sino que opinan que tiene demasiado poder en el equipo, y que ello no deja evolucionar al conjunto merengue. Se dice en la capital que “están atados a una vieja gloria”.

Los vetos de Sergio Ramos

Así se pudo comprobar cuando vetó a Antonio Conte como sustituto de Julen Lopetegui, o como cuando ha cerrado las puertas a José Mourinho. El andaluz prefirió siempre técnicos con más mano ancha como Santiago Solari o Zidane.

Y no solo eso. En el Santiago Bernabéu no olvidan la tarjeta que forzó en Ámsterdam contra el Ajax para no jugar la vuelta de los octavos de final de la Champions League y poder grabar su documental de Amazon en su palco.

Son todo, como el Barça, en la cúpula hace semanas que mueven informes de varios cracks candidatos a suceder a los centrales en la zaga de ambos equipos. Y hay un nombre que figura en las listas de los dos eternos rivales: Mathijjs De Ligt, jugador premiado con el Trofeo Kopa el pasado lunes.

Tortas por De Ligt

El central holandés ya estuvo en la agenda de los dos clubes el pasado verano. Pero no eran los únicos. Paris Saint-Germain y Juventus de Turín también entablaron conversaciones con el crack. Y las ofertas que le pusieron sobre la mesa superaban a las de Barça y Madrid. Los galos le ofrecieron 12 millones limpios al año. Mientras que la Juve se comprometió  apagarle 10 ‘kilos’. El Barça, por ejemplo, no pasaba de 8. Y del Madrid de Zidane no quiso saber nada.

A De Ligt le hubiera gustado recalar en el Camp Nou. Allí han jugado ídolos de su país como Ronald Koeman o Johann Cruyff, y vestir la camiseta azulgrana estaba entre sus sueños. Pero en las negociaciones exigió ser titular indiscutible, y Josep Maria Bartomeu, Eric Abidal y compañía no podían darle garantías de ello. La apuesta para el centro de la zaga eran Piqué y Lenglet y las intenciones con De Ligt pasaban por que fuera entrando poco a poco en el equipo.

Así fue el verano de De Ligt

Así, el central del Ajax de Ámsterdam lo tuvo claro. A falta del Barça, escogería la mejor oferta, y esta era la del PSG. Pero cuando estaba a punto de estampar su firma en el nuevo contrato.

Koeman le llamó y le convenció para que no lo hiciera. El técnico neerlandés le insistió para que se fuera al Barça, aunque no tuviera todo lo que quería. Y de que en caso de no hacerlo, no firmara con el PSG. Koeman ya pensaba en su futura etapa en el banquillo culé y sabía que si el defensa entraba en el Parque de los Príncipes, difícilmente saldría en los próximos años. Y menos rumbo al Barça, con el que el PSG mantiene muy malas relaciones.

Así fue como finalmente De Ligt acabó en la Juventus de Turín, de donde será más fácil sacarlo en el futuro. Y cuentan desde italia a Diario Gol que puede que sea más pronto de lo esperado.

Mal inicio y temporada irregular

El zaguero no empezó con buen pie en el equipo turinés. De forma inesperada tuvo que ser titular casi desde el primer día tras la lesión de Giorgio Chiellini, y las cosas no empezaron bien.  De Ligt aparecía retratado en todos los goles encajados por los italianos. Y no conseguía adaptarse a un fútbol en el que la base es la defensa.

Poco a poco fue mejorando en sus actuaciones, pero en el último partido de la Juve con el Sassuolo volvió a salir escaldado. Cantó flagrantemente en uno de los goles que propiciaron el empate final. Y algunos en la Juve no terminan de tenerlo claro con el holandés.

De Ligt, en el punto de mira

De momento le seguirán dando oportunidades. Y las intenciones pasan por que termine siendo el relevo generacional de Chiellini. Pero si el Mejor Jugador más joven de 21 años no logra adaptarse al 100%, los bianconeri estudiarán su salida. Y podría no pasar del próximo verano.

Las intenciones de De Ligt pasaban por cumplir una etapa en la Juve y a largo plazo poner rumbo al Barça. Pero si su salida se produce en los próximos meses, no será el equipo azulgrana el que elija. Y desde su entorno ya apuntan que “fue un error” no escuchar al Madrid.

De Ligt toma la palabra

De Ligt sabe que el año que viene Piqué se mantendrá como titular, y que en la zaga culé no tendrá sitio. Si hablamos de dos o tres años vista la cosa cambia. Mathijjs entonces podría asumir el rol de titular. Pero sabe que de momento no hay espacio para él. Lo que no le dejaría otra opción que ir al Real Madrid, donde parece que a Ramos le queda menos en la zaga blanca. Las actuaciones del holandés los próximos meses determinarán su futuro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad