Luis Suárez, Leo Messi y Gerard Piqué | EFE

“Se va con Cristiano Ronaldo”: la fuga que tapan Messi, Piqué, Luis Suárez y hasta Dembélé

stop

Salida inesperada en el Barça

16 de abril de 2019 (12:03 CET)

De protagonista a secundario de lujo. Como ha cambiado la vida de Samuel Umtiti de un año hacia aquí. El central francés ha pasado de ser un imprescindible a tener pie y medio fuera del FC Barcelona.

Todo empezó hace exactamente un año. Fue durante estas fechas que el Barça había vencido a la Roma en el partido de ida de los cuartos de final de la Champions League (4-1).

Entonces, Umtiti estaba en el ecuador de su segunda temporada en el Camp Nou y en año y medio se había convertido en uno de los mejores defensas de Europa. Tanto es así que y muchos grandes se interesaron por sus servicios. Su cláusula era de 60 millones de euros, lo que lo convertían en un caramelo en dulce.

Empieza el culebrón entre Umtiti y el Barça

Umtiti, por su parte, sabía de la importancia que había cobrado en el equipo culé y del interés de muchos clubes. Una situación que aprovechó para apretar las tuercas a Josep Maria Bartomeu, Eric Abidal y compañía para lograr una importante mejora. El galo pidió una ficha de 9 millones de euros, que era lo que le ofrecían algunos de sus pretendientes. Hasta el Real Madrid metió mano en el asunto.

Entonces llegó el mencionado partido contra la Roma, en el que aprovechó para mandar otro mensaje a la directiva. Lo hizo señalando el escudo tras uno de los goles azulgrana. Un tanto que, por cierto, no anotó Samuel. Se lo marcaron los italianos en propia. Pero el jugador aprovechó la contienda para hacer una declaración de intenciones.

Resultado de imagen de umtiti escudo roma

Umtiti logra su renovación millonaria

El culebrón terminó como quería el jugador, con una renovación estratosférica. En dos años había pasado de ser casi un desconocido a ser uno de los más cotizados del continente, además de ser titular en uno de los clubes más grandes.

Pero lo que ocurrió en los meses siguientes ha desembocado en la decepción más grande del Barça en los últimos años. El francés fue cavando su tumba hasta revertir completamente la situación.

Samuel Umtiti, a lo suyo

Con el nuevo contrato millonario bajo el brazo, Samuel se fue a disputar el Mundial de Rusia. Una cita a la que llegó tocado de la rodilla. Pero aquello no frenó al jugador. Al fin y al cabo, ya tenía el futuro asegurado en el Barça.

Sin embargo la jugada no le pudo salir peor. Regresó lesionado de la cita mundialista y se perdió toda la primera mitad de la temporada. Para más inri, los responsables culés le recomendaron que pasara por el quirófano.

Umtiti desafía al Barça

Pero Umtiti se negó. Prefirió seguir un tratamiento conservador. Aunque ello le llevara unos cuantos meses en el dique seco. Una forma de responder a la confianza de los mandatarios catalanes, que no dudaron en mejorarle el contrato, que no gustó nada en la T4 del Camp Nou.

Umtiti se queda sin sitio en el Barça

Y mientras tanto, Clement Lenglet, que llegó el pasado verano, le fue ganando terreno hasta convertirse en el nuevo titular indiscutible.

Ahora, un año después del inicio de todo, Umtiti ha pasado a ser un actor secundario. No tiene ritmo de competición y su estado de forma deja mucho que desear.

Y no solo eso. El fichaje de Jean-Clair Todibo y de Frenkie de Jong, que también puede jugar de central, reduce en gran medida su protagonismo en el equipo el curso que viene. Y ojo si el Barça cierra también el fichaje de Matthijs de Ligt.

Un panorama que tiene en jaque a Umtiti, que para nada imaginó que su situación podría cambiar tanto en el Barça en solo un año. Y lo peor: lejos de intentar recuperar el trono, el galo ya está pensando en hacer las maletas. A sus 25 años, no quiere que vayan pasando las temporadas sin ser un fijo en la defensa. Y ya tiene marcados en rojo algunos destinos, con uno destacado en particular.

Resultado de imagen de umtiti

Umtiti apunta a la Juventus de Turín

“Se va con Cristiano Ronaldo”, rumorean en el entorno del vestuario culé. Y es que la Juventus de Turín se perfila como el destino preferido para Umtiti. Chiellini cumplirá 35 años en agosto, mientras que Bonucci llega a los 32 en mayo. Y los bianconeri son conscientes de que la defensa necesita una renovación. Y Umititi cumple los requisitos para ser uno de los relevos. Tiene experiencia y calidad contrastadas, así como una importante proyección por delante.

Además, en el Barça verían con muy buenos ojos su salida. El equipo culé necesita rellenar las arcas y saben que pueden sacar unos 80 millones de euros por su venta. Esto, sumado a la decepción profunda que existe en el club con el futbolista por la forma en que respondió a la confianza de los mandatarios, le dejan casi con los dos pies fuera del Barcelona.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad