Leo Messi | EFE

Messi da luz verde a un trueque con Cristiano Ronaldo que arrastra a Florentino Pérez (y a Zidane)

stop

El capitán y el fichaje que pone contra las cuerdas al Real Madrid

15 de abril de 2019 (12:30 CET)

Leo Messi es consciente de que, por mucho que el Barça está ahora en el momento más importante de la temporada luchando por las tres competiciones, la secretaría técnica ha de ir cerrando carpetas para, una vez acabe la temporada, encarrilar los fichajes.

Y la del central es una de las que más preocupa en el Camp Nou. De hecho, no es ningún secreto que Matthijs de Ligt es la prioridad de Messi, Josep Bartomeu y compañía.

El central del Ajax es, de hecho, el central con mayor número de pretendientes de Europa. Sin embargo, el Barça, tras haberse hecho ya con Frenkie de Jong, es el que tiene mayores números para hacerse con él.

Matthijs de Ligt | EFE

El efecto dominó

Sin embargo, conscientes en el feudo culé que la Juventus de Turín también está tentando al holandés, la idea en el Barça es hacerse con De Ligt y hacer que la Juve se olvide del central vendiéndole a Samuel Umtiti.

El francés, que ya no cuenta con la confianza ni de Ernesto Valverde ni de Leo Messi, será el sacrificado cuando llegue Matthijs. El galo está, de hecho, siendo carne de banquillo ahora que Lenglet le ha pasado por encima. Cuando llegue De Ligt Umtiti saldrá (el Barça quiere 80 millones) y la Juventus es su destino más probable.

Samuel Umtiti  | EFE

El que sale ‘perjudicado’ de este baile de centrales es el Real Madrid de Florentino Pérez. Los blancos también quieren a De Ligt, pero va a ser muy difícil que se hagan con él. Con esa opción descartada, a Florentino y a Zidane les quedan tres opciones de primer nivel: Skriniar del Inter, Koulibaly del Nápoles y Marquinhos del PSG.

Pero todo eso pasa porque primero los catalanes aten de manera definitiva al joven central del Ajax de Ámsterdam. Algo que, tal y como apuntan desde dentro del club, es cuestión de tiempo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad