O se lo lleva el Barça de Messi o Florentino Pérez: “Se va”. La bomba (y muy gorda)

stop

Empieza la puja por un galáctico entre los eternos rivales

Florentino Pérez y Josep Maria Bartomeu| Archivo

27 de abril de 2019 (18:57 CET)

Cada minuto que pasa Gareth Bale en el terreno de juego desde que Zinedine Zidane regresó al Real Madrid, es una palada más en su tumba. Los días del galés están contados en el Santiago Bernabéu.

El pasado jueves, por ejemplo, Bale salió de titular frente al Getafe (0-0). Pero sus aportaciones fueron nulas. Junto a Brahim Díaz, el galés fue el primer cambio del partido. Otra actuación que le acerca un poco más a la puerta de salida.

Tras seis temporadas en el club, el de Cardiff sigue sin acercarse a ser ese jugador decisivo que se esperaba que fuera. Sobre todo tras la salida de Cristiano Ronaldo, del que se esperaba que fuera su relevo en el liderazgo del equipo.

Zinedine Zidane y Gareth Bale

Bale está sentenciado

Las 29 lesiones que ha sufrido en estas seis temporadas y que le han tenido más de un año de baja tienen mucho que ver. El asunto ha llegado incluso a convertirse en algo psicológico. Gareth ha jugado muchos partidos con miedo a lesionarse.

Pero también su desidia, pasotismo y egoísmo. Ya en la primera etapa de Zinedine Zidane dejó algunos episodios que dejaron en evidencia. Y el míster ya terminó quitándole la titularidad. Y Bale, lejos de esforzarse por recuperarla, solo dejaba ir malas caras. Algo que no ha cambiado en absoluto.

Zidane busca relevo a Bale

A cambio, Sadio Mané es uno de los jugadores que tiene Zidane en mente para sustituir a Bale en la banda derecha. El delantero del Liverpool es uno de los que más gusta a Zidane. Tiene la velocidad y Bale y además suma gol y regularidad.

Sin embargo, hay otro crack que en los últimos días se ha postulado como nuevo aspirante al puesto. Algo ha ocurrido con un crack que ya estuvo en la agenda de Florentino Pérez el pasado verano: Mohamed Salah.

Mohamed Salah vuelve a la órbita del Real Madrid

El delantero egipcio firmó una campaña brutal el año pasado. Marcó 44 goles en 52 partidos que le valieron la segunda posición en el ranking de la Bota de Oro. Solo le superó Leo Messi. Un rendimiento que fue fundamental para que los reds llegaran a la final de la Champions League.

Una final en la que Salah no pudo disputar más de unos minutos, después de caer lesionado en un lance con Sergio Ramos. Una acción que el africano siempre sospechó que fue intencionada.

Las presuntas malas artes de Ramos, que fulminaron las ganas de Mo Salah de jugar en el Madrid, y los 200 millones de euros que entonces pedía el Liverpool por su traspaso (querían hacer el agosto como con la venta de Phillippe Coutinho al FC Barcelona) llevaron a la entidad merengue a desestimar su fichaje.

Salah pide salir del Liverpool

No obstante, como decíamos, la situación algo ha ocurrido que podría cambiarlo todo. Según se supo recientemente, el jugador tuvo una discusión tan fuerte con el técnico Jürgen Klopp que habría pedido su salida inminente del club inglés.

Sin embargo, algo ha ocurrido en las últimas semanas que catapulta al extremo fuera del Liverpool. La puja por el atacante no ha hecho más que empezar. “Se va”, comentan ya en la ciudad británica. Y es que el futbolista habría llegado incluso a pedir el Transfer request. Esto es un artículo dispuesto en el reglamento de la Premier League que permite que un jugador pueda pedir ser traspasado a otro club en cualquier momento.

El Real Madrid, al acecho de Salah

Los responsables del Liverpool frenaron al jugador en primera instancia, garantizándole que si en junio no había cambiado de idea, facilitarían su salida. Y ahí estará el Madrid para llevarse el gato al agua. Saben que el Liverpool tendrá que pedir menos, y esperan convencer a Salah para que olvide lo sucedido en la Decimotercera.

Pero ojo, porque el Madrid no estará solo en la puja. Hay más de un grande de Europa pendiente del asunto y entre los que están atentos está el Barça.

El Barça busca pretendientes para Coutinho

Hoy por hoy, los planes con Coutinho pasan por darle salida el próximo verano. El carioca tampoco está dando el rendimiento esperado en el equipo culé. Y saben que cada día que pasa se devalúan los 160 millones de euros entre fijos y variables que costó su fichaje.

Philippe Coutinho | EFE

El Barça se sumará a la puja por Salah

Si las cosas siguen su curso y el Barça logra venderlo por un buen pico, no dudarán en ir a por Salah. El africano puede jugar en las tres posiciones del ataque y podría cubrir tanto las posiciones de Ousmane Dembélé, de Luis Suárez e incluso de Leo Messi.

Mohamed daría la opción de ir alternando con cada uno de ellos o incluso de apostar por otros sistemas de ataque para Valverde, con un Messi más liberado.

Atención a los movimientos que pueden producirse el próximo verano con Salah. El culebrón no ha hecho más que empezar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad