Santiago Solari, entrenador del Real Madrid | EFE

No aguanta a Solari. Es titular del Real Madrid. Y pide su venta a Florentino Pérez

stop

Un miembro del vestuario blanco estalla tras volver a perder

07 de enero de 2019 (16:30 CET)

El vestuario del Real Madrid no aguanta más. La situación en el equipo madridista empieza a ser insostenible, después de una nueva derrota en el campeonato liguero ante la Real Sociedad. No es el primer tropiezo gordo de los de Solari y no paran de apuntar a culpables.

Se busca responsable

La plantilla reconoce que no están rindiendo a su mejor nivel y que hay jugadores que deberían coger las riendas y demostrar por qué son titulares en todo un Real Madrid. Sin embargo, advierten desde dentro, que para nada son los máximos responsables de la pésima campaña que está haciendo el equipo.

Diario Gol contó ayer que muchos apuntan al palco y que no entienden las últimas decisiones que se han tomado. Pero, dónde más se centran en la figura del entrenador.

Solari, en el punto de mira

Solari llegó como un parche de urgencia, tras el fracaso en la apuesta de Lopetegui. Florentino Pérez no pudo contratar a Conte y decidió darle los mandos de la nave blanca a un técnico sin experiencia en dominar vestuarios con estrellas y que, ni siquiera, en el Castilla tenía unos números deslumbrantes.

No obstante, el argentino ganó sus primeros partidos y se ganó un contrato con el primer equipo hasta 2021. Pero, tras dos meses en el cargo, el castillo se ha vuelto a desmoronar. Nadie tiene confianza en él y algunos jugadores no lo pueden ni ver.

Isco, Asensio y Ceballos son tres de los que están deseando que Solari cruce la puerta de salida. No tienen minutos con él y su relación se reduce a tensos cruces de miradas en los entrenamientos.

Modric habla claro

No son los únicos. A ese grupo se ha unido Modric. El croata habló claro, tras la derrota de ayer: "Muchos no estamos a nuestro nivel, hay que hablar claro: no es cuestión de suerte". Estas palabras señalan a sus compañeros, pero, sobre todo, a un cuerpo técnico que está utilizando métodos que no están dando resultados.

Luka Modric | EFE

El Balón de Oro también se ha cansado del argentino y a Solari le crecen los enemigos en el vestuario.

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad