Isco Alarcón | EFE

Y lo peor de Isco no se vio: “Asqueroso”, “Repulsivo” o “Florentino Pérez, cárgatelo” (y ya)

stop

El andaluz firma su sentencia

07 de enero de 2019 (10:52 CET)

Banquetazo. Y ya van unos cuantos. Isco Alarcón volvió a empezar desde el banquillo en el choque contra la Real Sociedad. Y ya son doce los partidos en los que el andaluz se ha quedado fuera de los onces de Santiago Solari. Y se han disputado 14 desde que el argentino sustituyó a Julen Lopetegui.

En diciembre, por ejemplo, el Madrid jugó 8 partidos. En ellos, el andaluz solo fue titular en dos: contra el Melilla en la vuelta de la Copa del Rey y en la sexta jornada de la fase de grupos de la Champions League contra el CSKA. Dos partidos intrascendentes.

Al primero los blancos llegaban con un 0-4 de la ida y al segundo lo hacían clasificados como primeros de grupo para los octavos de final.

En los otros fue suplente o simplemente no jugó. Así, disputó solo 281 minutos de los 720 que disputó el Madrid.

Isco Alarcón | EFE

Isco no cuenta para Santiago Solari

Pero los números no mejoran si tenemos en cuenta todos los choques del Madrid con Solari como entrenador. En total, de los 14 partidos con el míster argentino, Alarcón ha sido titular en dos partidos, suplente en siete, se quedó sin jugar en tres y no entró en la convocatoria en otros dos.

Pero ojo, porque tampoco se ve que el futbolista haga nada por revertir la situación. Todo lo contrario. Sus muestras de desidia y pasotismo son constantes. Y lo peor: no se esconde.

Este domingo, por ejemplo, volvimos a ver a un Isco apático. El centrocampista salió por Toni Kroos en el minuto 57 con 0-1 en el marcador, pero que parecía que el Real estuviera goleando. Y es que Isco se pasó los 33 minutos que disputó andando comuna pachorra de escándalo.

Isco, en el punto de mira de todos

Asqueroso”, “Repulsivo”, “Florentino Pérez, cárgatelo” o “Este tío no puede jugar en el Real Madrid” fueron solo algunos de los comentarios que se podían leer en las redes sociales durante el choque. Y es que una buena parte del madridismo empieza a tenerlo crucificado. Desde la plantilla hasta la afición, pasando por el cuero técnico y la directiva.

Asimismo, apuntan desde el club que en los entrenamientos es más de lo mismo. Si hay un jugador que demuestre estar poco comprometido, ese es Isco.

Eso sí: los editores del club que pasan las imágenes de los entrenamientos a los medios no pierden el tiempo en eliminar las imágenes en las que se ve al Isco más pasota. Y Solari no dará oportunidades a jugadores con esta actitud.

Pero lo peor es que la cosa no pinta que vaya a tener buen final. El crack se toma cada suplencia como un desafío y no tiene intenciones de mejorar en su actitud.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad