Julen Lopetegui | EFE

Lopetegui dispara: “Hay una lista en el Real Madrid” (y es la mayor vergüenza)

stop

El técnico vasco no se queda callado ante los dedos que le señalan

27 de septiembre de 2018 (11:02 CET)

Se pensó en Chamartín que la derrota en la Supercopa de Europa contra el Atlético de Madrid (2-4) no fue más que un accidente. Lo mismo que en el empate contra el Athletic Club (1-1) hace dos jornadas. Pero la derrota en Sevilla ha hecho saltar las alarmas en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid está fallando gravemente en los partidos contra rivales importantes y no parece que el mal vaya a solucionarse a corto plazo.

En el vestuario se señalan unos a otros, siendo Julen Lopetegui el que más está recibiendo. Muchos señalan al míster, al que ven falto de ideas cuando las cosas van mal. Son muchos los que han cargado contra el técnico en las últimas horas, pero el vasco no piensa bajar la cabeza. El míster también tiene algo que decir. El técnico también dispara y la bala lleva un nombre escrito: Florentino Pérez.

Julen Lopetegui desvía las miradas al palco

El míster no está dispuesto a tragar con la lluvia de críticas que le está cayendo tanto desde el vestuario blanco y desde la prensa afín al Madrid y apela gran parte de la culpa de los pinchazos del equipo blanco a Florentino y el resto de los responsables de la cúpula del Santiago Bernabéu por no haberle construido el equipo que pidió cuando aterrizó en el Bernabéu en verano.

La plantilla que tiene dista mucho de la que había propuesto cuando firmó por el club de Chamartín. No tiene el equipo que pidió.

Lopetegui no quería a Courtois

De entrada, Lopetegui no pidió un portero. El míster opinaba que Keylor Navas la portería estaba más que cubierta y nunca quiso a Thibaut Couritois, que tampoco ha mejorado los números que estaba ofreciendo Navas.

Courtois| EFE

De hecho, Julen quiso mantener al tico en la meta. Pero el presidente le dejó claro al míster que Courtois no había venido a jugar en el Madrid, sino a ser titular.

Lopetegui quería reforzar la defensa

Más que en la portería, el técnico opina que la inversión debía haberse hecho en la defensa, para donde el entrenador pidió un central para dar relevo a un Sergio Ramos que se acerca a su declive, a un Raphaël Varane que no termina de despegar y a un Jesús Vallejo en el que no confía.

También quería un lateral izquierdo que le permitiera dar descanso a Marcelo, que a la vista está que atraviesa uno de los peores momentos de su carrera. O en su defecto, un central que pudiera militar de lateral. Más aún después de la cesión de Theo Hernández, el único suplente de Marcelo, a la Real Sociedad. Y es que cuando el técnico mira al banquillo buscando un relevo de Marcelo, no lo encuentra. Al menos vio con buenos ojos el aterrizaje Álvaro Odriozola.

Las peticiones de Lopetegui para el centro del campo

Lopetegui también pidió un efectivo para la medular. Un centrocampista ofensivo que pudiera relevar a un Luka Modric que a sus 33 años y después del desgaste que acumulaba en este 2018 tarde o temprano diría basta. Thiago AlcántaraMilinkovic-Savic o Paul Pogba fueron algunos de los nombres que Julen puso sobre la mesa.

Lopetegui con Thiago Alcántara | EFE

Pero Florentino, no solo no satisfizo los deseos del técnico,  sino que prefirió invertir en la ampliación del contrato de Modric, con tal de evitar otra fuga sonada después de las de Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo.

Lopetegui aún espera un galáctico para relevar a Cristiano

Y hay más. Lopetegui todavía está esperando al sustituto que pidió para cubrir el vacío dejado por CR7, tanto por posición como por calidad, así como a otro efectivo para el centro del ataque que pusiera competencia a Benzema.

Eden Hazard y Rodrigo Moreno son los efectivos que pidió para sendas posiciones, aunque  Julen hubiera aceptado otros nombres siempre que hubieran estado a la altura.

Pero nada más lejos de la realidad. El ‘presi' e no solo no ha fichado a nuingún sustituto del luso, sino que contrató a un Mariano Díaz al que Lopetegui nunca pidió y que, si llegó, fue porque el ego y el miedo del mandatario a ver como Mariano, un jugador al que el Madrid había echado el año pasado por la puerta de atrás, pudiera triunfar en el Sánchez Pizjuán.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad