Isco Alarcón | EFE

Isco o el primer lío serio con Lopetegui: “Te lo cargas”

stop

El andaluz alza la voz y se planta ante su técnico

23 de agosto de 2018 (21:30 CET)

Isco Alarcón es uno de los jugadores que más peso ha ganado en el vestuario del Real Madrid con la llegada de Julen Lopetegui al banquillo del Santiago Bernabéu. Con Zidane nunca llegó a ser uno de los capos, ahora lo es.

Entre otras cosas porque es el propio Julen el que le ha dado galones. Quiere que el juego del equipo pase por sus botas y que sea él quien maneje los tiempos de los partidos.

De ahí que el andaluz se sienta ahora con fuerza para pedir/exigir ciertas cosas a su nuevo entrenador. Y lo primero que le ha pedido es que se olvide de uno de los jugadores que –aún- forman parte de la plantilla blanca: Vinicius.

Isco y el lío con Lopetegui

El caso es que al vestuario han llegado voces advirtiendo que desde el palco, con Florentino Pérez al frente, se están reclamando minutos para el delantero brasileño. Al presidente no le gustó un pelo que Julen dejara sin jugar a Vinicius en la Supercopa de Europa y en el debut liguero el pasado domingo ante el Getafe.

El problema, dejando de lado que el propio Lopetegui ha avisado que no quiere, de momento, contar con él, es que esta presión para que juegue Vinicius deja en una posición muy delicada a uno de los mejores amigos de Isco en el vestuario: Marco Asensio.

Marco Asensio  | EFE

Marco Asensio no se toca

La idea que tienen en la directiva es que, si finalmente no acaba llegando ningún fichaje más, el carioca vaya entrando poco a poco y que acabe asentándose en la titularidad. Eso implicaría que Asensio perdería su puesto.

Una idea que Isco, que sabe que cuenta con el apoyo de Ramos y el resto de capos del vestuario, no quieren ni tener en cuenta. Esta es la temporada en la que Marco debe demostrar que está capacitado para ser un fijo en el once del Real y no es el momento de empezar a torpedear sus minutos con los de Vinicius.

El balear, que de momento está dejando buenas sanaciones, debe ser la tercera pieza del tridente formado por Karim Benzema y Gareth Bale. Si con el paso de la temporada Vinicius demuestra que está a un nivel mejor que el de Asensio, los capos no se opondrán. Pero, de momento, Marco no se toca. Y menos por un Vinicius que, además, ya está teniendo algún que otro lío fuera de los terrenos de juego.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad