Marco Asensio | EFE

Marco Asensio desatado: “Que me lo diga a la cara” (o lío muy feo en el Real Madrid)

stop

El delantero balear y su primera polémica de la temporada en el Santiago Bernabéu

22 de agosto de 2018 (17:45 CET)

Ojo que el lío que tiene Julen Lopetegui en el Real Madrid no es precisamente fácil de arreglar. Y es que la situación es muy fea. Los protagonistas, cuatro: Marco Asensio, Florentino Pérez, Lopetegui y Florentino Pérez.

Tras los dos partidos oficiales que ha jugado el Madrid en lo que va de temporada, la dinámica ha sido la misma: Asensio como titular y Vinicius en el banquillo. Si bien en la Supercopa de Europa los blancos fracasaron, en el debut liguero ante el Getafe el equipo reaccionó y se llevó los tres puntos.

El problema es que parece ser que a Asensio le ha salido un enemigo interno que quiere complicarle la vida. ¿Quiñen? Ni más ni menos que su presidente.

Marco Asensio desatado

Y es que no es ningún secreto que Florentino está apretando mucho a Lopetegui para que de minutos Vinicius. El mandatario confía mucho en el brasileño. De hecho, avisan desde su entrono que el mandatario no entiende como aún no ha tenido ni un minuto en los dos partidos oficiales.

El club pagó 45 millones por él y quiere que empiece a demostrar que la inversión ha sido acertada. El problema es que, como apuntan muchos desde la capital, el sacrificado si el delantero entra en el once no sería otro que Asensio.

Vinícius | EFE

De ahí que los que más conocen al balear no escondan el enfado que lleva encima. “Que me lo diga a la cara”, cuentan que ha dicho en más de una ocasión en referencia Pérez. El español se pasó toda la temporada pasada a la sombra de los tres cracks de la BBC y, ahora que ya no está Cristiano y que parece que tendrá un puesto fijo en el once, no quiere perderlo.

Y menos por un jugador que no ha demostrado nada y que, tal y como advierten desde el club, genera alguna que otra duda al técnico.

Julen Lopetegui no lo ve claro

Ya en los primeros días de entrenamientos de Vinicius con el Madrid el míster cayó en la cuenta que la llegada del brasileño respondía más a la voluntad del presidente que a una necesidad del equipo.

Y es que parece ser que el vasco aún no ve preparado al brasileño para dar el salto y formar parte del once inicial. Desde la capital se está vendiendo que es para ‘protegerlo’, que tiene un plan con él y que todo sigue su curso. La realidad es que, al menos de momento, Julen prefiere no apostar por él. De hecho, va como loco pidiendo a un delantero extra para su plantilla.

En los próximos partidos sabremos cómo evoluciona el conflicto, pero teniendo en cuenta la presión que está haciendo Pérez, ojo que el lío con Asensio puede hacerse cada vez más feo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad