Gareth Bale o la oferta de 125 millones que Florentino Pérez acepta

stop

El galés recibe una propuesta y el presidente da el “ok” con los ojos cerrados

11 de junio de 2018 (10:50 CET)

Transferible. Gareth Bale es uno de los futbolistas que desde hace tiempo tienen muchos números para salir del Real Madrid. El galés no ha llegado a dar el rendimiento que se esperaba de él en Chamartín y los responsables opinan que están en el mejor momento para venderlo.

Como en temporadas anteriores, Bale no ha convencido. En el pasado fueron las continuas lesiones lo que condenaron al británico. Esta temporada ha sido su desidia y pasotismo demostrados semana tras semana. Al delantero no le ha sentado bien ninguna de las veces que Zinedine Zidane le dejó en el banquillo, y estas no fueron pocas, con lo que el jugador ha pasado casi todo el curso muy mosqueado.

Gareth Bale pasa levante

Gareth Bale pasa de todo

La prueba más fehaciente de su desinterés por el Real de dio en el choque contra el Leganés, en la que el atacante fue suplente y salió con zapatillas deportivas, teniendo que volver a medio partido a cambiárselas por las botas de fútbol.

Un episodio que mosqueó y mucho a los pesos pesados, que con Sergio Ramos a la cabeza le pusieron la cruz al delantero.

Gareth Bale AS

Unas actitudes que, además, no hacían más que  alejar a los posibles compradores del futbolista. Sin estar en el escaparate y con una actitud más que cuestionable no habían equipos que se interesaran por sus servicios, en lo que estaba siendo un problema para Florentino Pérez, que no podría dar salida al crack de Gales.

Pero los dos goles anotados en la final de la Champions League le han puesto en la palestra y en el Real quieren aprovechar el tirón para quitárselo de encima. De hecho, según apuntó The Mirror, el Bayern de Múnich es uno de los equipos que ha mostrado su interés por el de Cardiff. Hasta 125 millones estaban dispuestos a poner sobre la mesa. Una cifra que Florentino aceptaba con los ojos cerrados.

Bale dice “no” al Bayern de Múnich

Pero Bale dijo “no”. El extremo tenía más que decidido que no seguiría en Chamartín. Así lo comunicó al término de la final de la Champions League entre los blancos y el Liverpool (3-1), cuando dijo aquello de que no estaba contento con los pocos minutos que había tenido y que se replantearía su futuro si todo seguía igual.

Asimismo, al jugador se le ha abierto un nuevo e inesperado escenario con la salida de Zinedine Zidane del Madrid. El jugador ha decidido posponer la toma de decisiones hasta que no conozca quien será el nuevo entrenador y los planes que este tenga con él.

Asimismo si Bale sale, no será para ir a la Bundesliga. Y es que si algo tiene claro Gareth es que si se marcha es para volver a la Premier League, allí donde fue capaz de ofrecer su mejor versión sobre el terreno de juego.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad