Cristiano o “Es la manzana podrida” (y está en vestuario del Real Madrid) | EFE

Cristiano Ronaldo saca la porquería de Isco (y se lía la de Dios en el Real Madrid)

stop

El astro portugués tira de la manta

12 de septiembre de 2018 (18:20 CET)

Se avecinan problemas en el Real Madrid. Cristiano Ronaldo se lo huele, y viene avisando desde hace mucho tiempo. Y es que después de tantos años en el vestuario blanco, el astro portugués sabe de qué pie cojea cada uno. Y está convencido de que la bomba le estallará tarde o temprano a Julen Lopetegui.

La relación entre Cristiano Ronaldo e Isco nunca fue excesivamente buena. El ‘7’ siempre vio al andaluz como un potencial problema dentro del vestuario. Y ahora ve más claro que nunca que el lío está a punto de explotar.

El ego de Isco

El ’22’ del Real Madrid nunca lo ha tenido fácil. Llegó en 2013 con Carlo Ancelotti al mando y el italiano pronto lo llevó al banquillo. Lo mismo sucedió más tarde con Rafa Benítez y con Zinedine Zidane. Alarcón nunca acabó de consolidarse en el once. Los entrenadores veían siempre el mismo problema: su ego.

“Cuando vuelvas no juegas”. Isco sabe quién es. Sergio Ramos también (o habrá lío. Y gordo)| EFE

Isco pasaba olímpicamente de las indicaciones de sus entrenadores. Bajaba a recibir para iniciar él la jugada, cargándose por completo los planteamientos iniciales de sus técnicos, y chocando en el campo con compañeros como el mismo Cristiano Ronaldo.

La ahora estrella de la Juventus avisó en más de una ocasión que Isco no llevaba nada bien las suplencias. Desde su entorno lo veían como un futuro Balón de Oro, pero viendo que todavía está muy lejos de eso, a Isco le entra la ansiedad por demostrarlo todo en muy poco tiempo. Y es peligroso para un vestuario.

El lío que se viene con Marco Asensio

Y si Cristiano Ronaldo avisa es porque algo hay. Y eso puede ser la explosión de Marco Asensio. El balear está cada vez mejor. De hecho, tras su partido ante Croacia, se ha convertido en la estrella de la nueva España de Luis Enrique. Cualquiera lo deja en el banquillo ahora. Ahí es donde Lopetegui puede tener un problema.

Con el 4-3-3 consolidado y un tridente en estado de gracia, quedan tres puestos para el centro del campo, y cuatro jugadores de primerísimo nivel: Modric, Kroos, Casemiro e Isco. Los dos primeros parecen intocables, y a Julen no le convence poner al alemán de mediocentro, por lo que Casemiro tampoco se moverá del once. Isco vuelve a ser el sacrificado.

Un lío que acabará de explotar en los siguientes partidos, porque si el malagueño se ve de nuevo relegado al banquillo con Lopetegui como entrenador, ya no sabrá qué hacer para ser titular en este Real Madrid. Cristiano Ronaldo llevaba tiempo avisando.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad