‘La Isla de las Tentaciones 2’: Melyssa ‘reemplaza’ a Tom por Mario Casas

Melyssa pidió una hoguera de confrontación con Tom para finalizar su relación, ella no lo quiso revivir por televisión

Fotografía: ‘La Isla de las Tentaciones 2’: Melyssa ‘reemplaza’ a Tom por Mario Casas
Fotografía: ‘La Isla de las Tentaciones 2’: Melyssa ‘reemplaza’ a Tom por Mario Casas

Llegó el gran momento. Tras todo lo que ha sufrido Melyssa con Tom, sin terminar de ver todas las imágenes y sin poder disfrutar de esta aventura, pidió a la dirección del programa una confrontación con Tom en la séptima gala del concurso. Pinto le dijo a Brusse todo lo que le tenía que decir, se fue con la cabeza bien alta y proclamándose en redes sociales como la auténtica reina del programa.

El programa está grabado y aunque los concursantes no pueden decir absolutamente nada, casi todos se dedican a comentar lo sucedido en la gala y a dar explicaciones para justificarse, todos menos Melyssa, quién prefiere desvincularse del espacio. No quiere saber nunca más nada de Tom y lo ha querido dejar claro el pasado miércoles por la noche. Mientras se emitía la gala donde ambos tenían la esperada confrontación, Melyssa disfrutaba ya como una auténtica famosa de la película «No matarás», protagonizada por Mario Casas, donde también estaba el actor presente.

Tras ponerse en manos de un amigo peluquero que la peinó para el evento, Melyssa presumió de peinado en Instagram. “Mirad qué pelazo me han dejado, estoy encantada, me siento una diva de los años 50”, dijo la joven.  “No tengo palabras para describir esta película”, dijo después del visionado.

Fotografía: ‘La Isla de las Tentaciones 2’: Melyssa ‘reemplaza’ a Tom por Mario Casas

«No tengo valor para poder ver más imágenes. Lo que me queda es hablar con él, expresarle el daño que me ha hecho. Necesito una explicación para quedarme tranquila. Psicológicamente, no puedo», confesó la participante cuando tuvo ocasión de ver las últimas imágenes de su pareja con Sandra.
«Si no viene, al menos sé que me iré con mi familia, que lo necesito. Necesito volver a sentirme tranquila», declaró Pinto cuando Sandra le puso sobre la mesa la opción de que Brusse no se presentase al encuentro, pero finalmente sí que lo hizo.

«No quiero dejar de ser la persona inocente y sensible que cree en el amor», manifestó Melyssa, ya en su villa, mientras que Tom se lanzaba a pedirle consejo a Sandra. «Sé sincero, mira por ti y tu felicidad», lo animó la tentadora.

«Me siento decepcionada, traicionada. A la vez me siento fuerte, porque consigo tener cada vez más creencia en mí misma», confesó Melyssa, una vez se reunió con Sandra antes de recibir a Tom. «Espero que tenga el valor de mirarme a los ojos y explicármelo todo», deseó la participante, quien señaló que «no quiero que vuelva a tener ningún tipo de contacto conmigo» en caso de que Brusse hubiera rechazado el reencuentro. «He conseguido encontrar la fuerza. No necesito un hombre para seguir adelante. Él me hacía feliz, pero si eso era falso, no me interesa», añadió.

«El problema siempre me echas en cara que soy el culpable de todo», insistió Tom, mientras que Melyssa le acusó de ir a la hoguera «a atacarme, en lugar de justificarte», tras lo cual desveló que Brusse le había pedido matrimonio antes de ingresar en el reality. «Pienso que no te has enamorado de ella, que has jugado con ella y no vas a tener una relación», prosiguió la participante, refiriéndose a la relación con Sandra. «Te dije que podía haber flechazo y te enfadaste, me dejaste de hablar», le reprochó Melyssa, quien le devolvió el anillo de compromiso asegurando que «esto es una mentira, así que te lo quedas. Regálaselo a Sandra». «Estamos aquí porque nuestra relación no era buena. Hemos venido a solucionar problemas», defendió Brusse, mientras que Pinto le echó en cara que su comportamiento «hace que sea más celosa». «Me parece la casa de Playboy y tú eres el dueño», opinó la participante, quien afirmó que ella no necesitaba «juegos guarros y calientes» para estar en el reality.

Melyssa no dudó en recriminar a su pareja el hecho de que se hubiera besado con Sandra después de que ella irrumpiera en la villa, momento en el que Tom reconoció que «contigo no era feliz». «Tuve un clic, no quería más celos. Contigo no soy yo», explicó el participante, al recordar la inesperada discusión con su novia. «No lo voy a negar: he empezado a tener sentimientos con una persona aquí», acabó admitiendo Brusse, tras lo cual Pinto criticó de él que «no es el caballero respetuoso y educado que dice ser. Su vida es una farsa». «He tenido noches sin dormir, me quería morir. Me demostraste ser una persona que no existe», añadió Melyssa, al igual que señaló que «si no eras feliz, me lo tenías que haber dicho antes». El enfado de Pinto aumentó cuando Tom afirmó que se besó con Liseth, algo que le había negado en la cara. «Eres lo peor que ha criado este mundo», lanzó la participante.

«Te has acostado con ella, cerdo de mierda. ¿Cómo has podido? ¿Te has quedado a gusto?«, estalló Melyssa, tras ver las imágenes de su pareja en la cama con Sandra, momento en el que estuvo a punto de abandonar la hoguera. «¿No te da vergüenza que lo vea tu padre?», planteó Pinto, al optar por quedarse para «escuchar lo que tienes que decir». «No me arrepiento», respondió. Tom, ante lo que Melyssa recalcó que «te la has follado, tío». «No lo sientas, porque me das asco. Eres la peor decepción de mi vida», replicó Pinto, ante las disculpas de Brusse, a quien recriminó que «tienes el corazón podrido». «Ella es otra guarra asquerosa que se ha dejado llevar por ti y tus mentiras», cargó Pinto, contra Sandra, ante lo que Tom defendió que «somos humanos, me he dejado llevar».

«Para mí ha muerto, espero no cruzármelo en la vida. No voy ni a llorar», concluyó Melyssa, dando por zanjado el encuentro. «Acaba de perder todo el valor y yo acabo de subir de rango, soy mejor persona que él«, remató Pinto, quien optó por abandonar el reality para irse con su familia, dado que «quiero resguardarme con las personas que me quieren de verdad». «Cualquier hombre en este planeta, querría estar con alguien como yo», añadió Melyssa, quien anunció que «me voy con la cabeza muy alta y orgullosa de mí». «Gracias por tu fortaleza, por tu valentía y tu sinceridad», despidió Barneda, antes de que Pinto se dirigiera a Tom una última vez para instarle a que «no vuelvas a escribirme, a hablarme, ni quieras saber algo de mí». «He sufrido mucho, pero me he dado cuenta de que soy más fuerte de lo que creía. Me ha ayudado a quitarme una persona que no valía de mi lado», confesó Melyssa, tras abandonar la hoguera, mientras que Brusse declaró que «hemos venido por un problema y no lo hemos solucionado. Mi relación con ella no fue mentira para nada». «Es difícil justiciar lo que he hecho con Sandra», reconoció Tom.