Syriza suspende la liga de Grecia para implantar medidas antiviolencia

stop

El nuevo Gobierno para indefinidamente el campeonato de fútbol por los enfrentamientos del último derbi entre Panathinaikos y Olympiakos

Aficionados del Panathinaikos emplearon violencia antes, durante y después del derbi ante Olympiakos

25 de febrero de 2015 (16:22 CET)

El ministro de Deportes de Grecia, Stavros Kondonís (Syriza), ha decretado la suspensión indefinida de los partidos de fútbol profesional y semiprofesional del país para implantar medidas antiviolencia. La decisión del Ejecutivo se produce días después de los enfrentamientos entre radicales acaecidos con motivo del derbi del domingo entre Panathinaikos y Olympiakos.

Tres son las propuestas de Kondonís con carácter urgente. La primera es la implantación de entradas electrónicas para conocer la identidad del comprador y su ubicación en el estadio; la segunda, la eliminación de las peñas de los clubes; y tres, la colocación de cámaras de seguridad en los estadios para controlar lo que sucede en las gradas. Este sistema ya funciona en otros campeonatos de Europa.

Antes del anuncio, Kondonís ha recibido la aprobación del primer ministro griego, Alexis Tsipras; del presidente adjunto de la Federación de Fútbol de Grecia (EPO), Evángelos Topoliatis; y de los responsables de los campeonatos de Primera y Segunda División, Yorgos Borovilos y Spyros Kaloyanis, respectivamente. La suspensión es indefinida, pero medios griegos insinúan que la competición volverá en dos o tres semanas.