Picaresca a todo trapo para ver el Malmö-Real Madrid

stop

Los bares madrileños y sevillanos buscan soluciones fuera de la legalidad para poder ofrecer el partido a sus clientes

Un bar de Madrid pensado y preparado para ofrecer el fútbol a lo grande

30 de septiembre de 2015 (16:55 CET)

Dos semanas después de que numerosos aficionados culés se quedaran sin ver por televisión el partido de la Champions entre la Roma y el Barça, el problema se traslada a Madrid y, también, a Sevilla.

En su inmensa mayoría, tampoco los aficionados madridistas podrán seguir las evoluciones de los blancos en Suecia, frente al Malmö, ni las de los atléticos ante el Benfica en el Vicente Calderón, ni los hispalenses de Emery en Turín frente a la Juve.

Se vuelve a repetir la misma historia. Solo se pueden ver a través de Bein Sports o de Vodafone, Orange y Telecable, las tres plataformas que han adquirido los derechos a la empresa formada por Mediapro y la filial deportiva de Al Jazzera.

Pero algunos no se han dado por vencidos. Y verlo lo van a ver. ¿Cómo? Pues pirateando la señal. "No te preocupes que mañana vamos a ver al Madrid", le decía anoche el dueño de un bar céntrico de la capital a unos de sus clientes que le preguntaban sobre el tema. "¿Al final has pagado a Vodafone?", le replicaba el aficionado blanco.

Alternativas al margen de la legalidad

Pagar, lo que se dice pagar, el dueño del bar no va a pagar mucho. Bueno, no va a pagar nada. "No lo comentes por ahí, pero he conseguido la clave de Vodafone para meterla en el ordenador y poder ver el partido en la tele". Y como en este bar, en unos cuantos.

Mientras no se solucione el conflicto y Movistar Plus, la cadena de Telefónica a la que están abonados mayoritariamente los establecimientos hosteleros, siga sin poder ofrecer los partidos de la Champions, esta es la alternativa que toca. Al final, aunque sea bajo cuerda, muchos podrán ver al Madrid en Suecia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad