Núñez espera la obtención del tercer grado en una semana

stop

El expresidente del Barça solo dispone de una hora y media de patio diaria y ocupa su tiempo en la biblioteca de la cárcel

Josep Lluís Núñez

04 de diciembre de 2014 (09:45 CET)

Se inicia la cuenta atrás. Ayer los psicólogos del equipo de tratamiento de la cárcel de Quatre Camins, se entrevistaron con Josep Lluis Núñez y con su hijo que permanecen encarcelados desde hace 15 días en cumplimiento de una pena de dos años y dos meses por cohecho.

Esta entrevista pone punto y final a los trabajos de la junta de tratamiento para poder clasificar a los dos reos. Así pues, o bien este viernes, o el próximo día 12, la junta elevará una informe a la Dirección General de Serveis Penitencaris con la propuesta de clasificación para ambos: o el segundo grado (o régimen ordinario) o el tercer grado (o semi-libertad).

Al tratarse una pena superior a los dos años, esa propuesta de la cárcel será enviada al juzgado de vigilancia penitenciaria que dará traslado de la misma a las partes, esto es, al ministerio fiscal y a la defensa de los dos presos. El fiscal sólo contempla el segundo grado. La defensa de los Núñez, el tercero. Ambas partes han anunciado la interposición de recurso si la determinación de la junta de tratamiento no coincide con sus postulados.

Sólo una hora y media de patio

Núñez tiene 84 años y es el preso más anciano de Quatre Camins. Padece una sordera severa y, según fuentes penitenciarias, su estado físico es aparentemente peor al que presentaba el día que ingresó. Núñez y su hijo ocupan una celda de un módulo especial en el que viven otros 20 reclusos.

Por criterios de seguridad y a la espera de su clasificación penitenciaria, ambos sólo disfrutan de una hora de patio al día cuando éste está desocupado. El resto de la jornada lo pasan entre la celda y la biblioteca.

Investigan una filtración

Paralelamente, la Dirección General de Serveis Penitenciaris ha abierto una investigación para identificar a la persona que filtró a la prensa la foto de reseña penitenciaria del expresidente del Barça.

Se sospecha de una persona, funcionaria de la cárcel de Quatre Camins y vinculada a una organización sindical. Según los indicios que maneja la dirección de la cárcel, el autor o autora de la filtración habría cobrado entre 3.000 y 6.000 euros por vender la instantánea.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad