Montoya recula y queda a la espera de lo que ocurra con Alves

stop

Carrasco, el agente del jugador, se niega a declarar y desde el entorno del brasileño esperan una llamada del Barça

Dani Alves y Martín Montoya comparten banquillo esta temporada con Xavi y Ter Stegen

20 de enero de 2015 (23:35 CET)

Martín Montoya ha dado un paso hacia atrás. El futbolista del Barça, relegado a la sombra de Dani Alves durante las tres últimas temporadas, recula en su intención de marchar del club azulgrana de forma inminente. Al menos, de puertas para fuera. El representante del jugador, Juan de Dios Carrasco, se niega a hacer declaraciones apenas un mes después de anunciar a bombo y platillo que Montoya quería salir del Barça en invierno.

Tanto el club como el entrenador, Luis Enrique Martínez, han acercado posturas con el jugador, que lleva en el Barça desde los ocho años. Después de pasar por todas las categorías de formación del club con notable éxito y de ser intocable también en los equipos de base de la selección española, Montoya ha visto su carrera deportiva sensiblemente atascada desde que tiene ficha del primer equipo azulgrana. Su peor momento fue cuando Lucho le comunicó que era el último lateral derecho del equipo, aunque después rectificó y lo puso de inicio en tres partidos consecutivos. 

El Barça quiere retener a Montoya, de momento

Por ese motivo, su agente dio un ultimátum al club y se aseguró de que el mensaje llegase a los medios de comunicación. "Tenemos tres ofertas de clubes de primer nivel, uno italiano, uno inglés y uno alemán", llegó a decir Carrasco en declaraciones a Diario Gol. La Juventus es el principal interesado. Ahora, y teniendo en cuenta que el Barça todavía no ha resuelto el futuro de Dani Alves ni se ha puesto en contacto con él, Montoya y su entorno apelan a la prudencia. Lo que parece claro es que uno de los dos no continuará en el Barça la próxima temporada.

Al Barça no le interesa que Montoya, con contrato hasta 2018, salga del club en el mercado de invierno. Ello dejaría a la entidad en una difícil encrucijada, con la obligación de renovar el acuerdo con Alves, que cobra 11 millones de euros brutos. El lateral brasileño podría aprovechar esa circunstancia para exigir un contrato con las mismas condiciones que ahora, mientras que el club solamente contempla renovar al jugador si es a la baja.

"Cada día preguntan por Alves"

Desde el entorno de Dani Alves aseguran a este diario que "todavía no hay ninguna oferta del Barça sobre la mesa pero que el jugador está tranquilo, como manifestó en el aeropuerto de Barcelona al llegar de las vacaciones navideñas". "Dani espera noticias del Barça y hasta que no le digan nada seguirá centrado en acabar la temporada. Si alguien llama, se escucharán ofertas... Llamar, llaman cada día. Otra cosa es que presenten ofertas en firme", aseguran. Desde el Barça, la postura es similar: "No hay prisa". 

Montoya, con un sueldo muy inferior al de Alves –percibe dos millones brutos al año–, también ofrece menos prestaciones ofensivas que el brasileño en el terreno de juego. Sin embargo, se muestra más solvente que su compañero en tareas defensivas, faceta que Alves descuida en ocasiones por su tendencia a incorporarse al ataque. La cuestión es que desde el club no se acaba de ver claro que el de Viladecans pueda asumir el rol de titular en el Barça.