Los siete pecados capitales de Rosell

El expresidente nunca ha sabido comunicar su obra, con puntos muy polémicos, a los socios del Barça

Sandro Rosell nunca comunicó bien su obra como presidente del Barça y tomó decisiones muy impopulares. Los siete pecados capitales que cometió fueron:

1. Laporta: Sandro Rosell reactivó sus tensiones con el expresidente Joan Laporta cuando asumió la presidencia del club. Y en una decisión muy controvertida, presentó una acción de responsabilidad social contra la anterior directiva tras una crispada asamblea de compromisarios en la que obtuvo el respaldo de los socios por escaso margen. Reclamó 47,6 millones de euros. Esta cantidad corresponde a los resultados económicos negativos acumulados durante el periodo de gestión de Laporta.

Rosell también cuestionó y quiso someter a votación la nominación de Johan Cruyff como Presidente de Honor del Barça. El holandés devolvió inmediatamente la insignia en las oficinas del club. El presidente dimisionario también acabó mal con Pep Guardiola, exentrenador del primer equipo de fútbol, y Enric Masip, secretario técnico de la sección de balonmano.

2. Qatar Foundation: El FC Barcelona anunció un acuerdo de patrocinio con Qatar Foundation en diciembre de 2010 a cambio de 30 millones de euros anuales hasta junio de 2016. Rosell justificó la alianza por el carácter benéfico del nuevo sponsor del club ante la escasa popularidad de la operación entre los socios y aficionados del Barça. Dos años y medio después, Qatar Airways sustituye a Qatar Foundation. Era una posibilidad contemplada en el acuerdo firmado con Qatar Sports Investments que silenció el entonces presidente. El club, no obstante, mantiene su vinculación con UNICEF, cuyo nombre y logotipo han quedado relegados a la parte posterior de las camisetas.

3. Grada joven: Rosell prometió la creación de una grada joven durante la campaña electoral. Entonces aseguró que nunca se había reunido con miembros de los ‘boixos nois’, una afirmación que fue desmontada posteriormente con unos documentos filtrados y firmados por el expresidente y aficionados del grupo radical.

4. Restricciones con los niños: La junta directiva que presidió Rosell acabó con la tradición de que los menores de ocho años entraban gratis en el Camp Nou. A partir de ahora, los socios pueden retirar una entrada gratuita en la mayoría de los partidos. Esta crisis fue muy mal comunicada por la dirección del club.

5. Política de comunicación: Rosell ha tenido cuatro directores de comunicación en apenas tres años y medio: Pere Jansà, Ketty Calatayud, Xavier Martín y Albert Montagut. El presidente dimisionario, totalmente entregado al Grupo Godó desde el primer día, no ha tenido una buena sintonía con la mayoría de los medios de comunicación.

6. Abidal y Mickeal: El ya expresidente del Barça prescindió de dos deportistas muy populares después de superar dos contratiempos físicos. El caso más impopular fue el de Abidal, a quien el club prometió la renovación cuando se recuperaba de un cáncer de hígado pero prescindió de sus servicios una vez sanado. El ahora presidente, Josep Maria Bartomeu, dijo que el club renovaría al lateral francés cuando recibiera el alta médica y aseguró que el nuevo contrato ya estaba redactado.

La pasada temporada, Rosell también prometió a Mickeal que renovaría con el Barça si se recuperaba del tromboembolismo pulmonar que padecía. «Sandro Rosell es una persona sin palabra«, denunció esta semana el alero estadounidense.

7. Neymar: El fichaje más celebrado por Rosell ha sido su sentencia. Presumió el máximo dirigente de contratar al astro brasileño a un precio muy competitivo y ha acabado devorado por un acuerdo con muchas comisiones y puntos oscuros. Rosell pidió transparencia y silenció casi todas las cláusulas del contrato amparándose en supuestas confidencialidades.