La retransmisión del Bielorrusia-España está en el aire debido a su poca rentabilidad

stop

Ninguna plataforma televisiva está dispuesta a pagar por hacerse con los derechos televisivos del partido de clasificación para el Mundial

Celebración selección española

09 de octubre de 2012 (18:21 CET)

El Bielorrusia-España del viernes podría ser un partido radiofónico o visto por internet. De momento, ninguna cadena de televisión tiene los derechos por retransmitirlo.

El deporte en general y el fútbol en particular están ayudando a llevar la grave situación económica del país. Sin embargo, mientras los partidos de Barça y Madrid sólo se retransmiten por canales de pago desde esta temporada, ahora el aficionado tampoco podrá disfrutar de los éxitos de la selección española. Ninguna televisión estatal está dispuesta a pagar por el Bielorrusia-España de este viernes, correspondiente a la fase de clasificación del Mundial de Brasil 2014.

Mediaset ha renunciado a ofrecer el partido. La empresa alemana Sportfive pedía tres millones por ceder los derechos televisivos. Ante la nula demanda, ha rebajado la oferta a la mitad. Pero tampoco interesa al resto de plataformas de televisión. El miércoles se conocerá si hay algún acuerdo con una operadora. El descenso en los ingresos publicitarios deja en el aire la retransmisión de los partidos. Y eso que, desde 1997, los partidos de España son de interés general y está garantizada su retransmisión por Ley.

La muerte gallina de los huevos de oro

La burbuja del fútbol empieza a deshincharse. En 2010 TVE pagó 35 millones de euros por ocho partidos insignificantes (el doble que en el año anterior). Es decir, algo más de cuatro millones por partido. El Mundial lo ofreció Telecinco. Igual que la Eurocopa de 2012, que le supuso a la empresa de Paolo Vasile un desembolso cercano a los 60 millones de euros. Demasiado para los tiempos que corren.

Precisamente el torneo veraniego fue "un mal negocio" para Telecinco, según explicó el propio Vasile. Y es que los ingresos publicitarios han descendido un 20% con respecto al 2011. En junio, mes de la Euro, Telecinco ingresó 85 millones por publicidad (un 7% menos que en el mismo mes de 2011). No en vano, Mediaset todavía compró los derechos del Georgia-España, por un millón y medio, aproximadamente. Pero han dicho basta. El modelo es insostenible.

La pública renuncia a la Roja

Por su parte, TVE está estudiando la posibilidad de renunciar a los partidos de la selección. Actualmente paga 43 millones de euros por adquirir los derechos de los partidos (en posesión de Santa Mónica) que organiza la Federación de Fútbol. Una cifra difícilmente asumible. De todos modos, el Francia-España del próximo martes, 16 de octubre, sí se podrá ver por TVE1.

"La situación del país no es la que todos quisiéramos. Que no haya televisión es un problema que no tenemos que solucionar nosotros. Esperemos que no haya nada negativo ahora", ha expuesto Jaunfran (Atlético) en rueda de prensa.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad