La independencia amenaza con colarse en las elecciones del Barça

stop

Laporta se enfrenta a una tesitura delicada, elegir entre las autonómicas de Cataluña o el club que le catapultó a la fama

El apoyo a la independencia vuelve a estar al alza, según el CEO. | EFE

07 de enero de 2015 (21:45 CET)

El FC Barcelona acogerá las elecciones a la presidencia del club pocos meses después de que se celebren las autonómicas de Cataluña. Un panorama social que podría servir para politizar todavía más la entidad azulgrana, inmersa de pleno en el debate independentista.

Artur Mas, presidente de la Generalitat, convocará las elecciones al Parlament de Catalunya antes de mayo, con la intención de hacer una lista conjunta entre diversas facciones para que el pueblo catalán se posicione a favor o en contra de la independencia. Las elecciones del Barça se celebrarán, probablemente, en junio. Tiene que ser dentro del mandato de la junta actual y, por cómo ha hablado el presidente Josep María Bartomeu, lo normal será esperar a que terminen las competiciones.

Esta situación movilizará a la ciudadanía catalana de forma contundente. Y también a los candidatos a la presidencia del Barça. Especialmente a Joan Laporta, implicado en el futuro de Cataluña y en la lucha por la independencia como el que más. El expresidente del Barça se enfrenta a una difícil tesitura: elegir entre acompañar a Mas en la lista unitaria con Societat Civil Catalana –podría ser el número 20 de la lista– o luchar por regresar al club de su vida, el que le catapultó al estrellato.

Laporta, Benedito y Font, los nacionalistas

Mientras Laporta, de clara tendencia independentista, se decide entre la política y el Barça, otras fuerzas con deseo de acceder a la poltrona acechan en el horizonte. También nacionalista, aunque de carácter más moderado, es Agustí Benedito, muy vinculado a Convergència i Unió.

Víctor Font, el gran tapado de las elecciones –y el que mejor podría ofrecer una alternativa a la lucha de ismos encarnada en Cruyff y Núñez, primero, y en Laporta y Rosell, después– también es de talante nacionalista, probablemente independentista. Vinculado al diario 'Ara' como socio accionista y líder de la compañía Delta Partners, mantiene una excelente relación con antiguos directivos del Barça como Ferran Soriano, ahora en el City, y Marc Ingla.

Bartomeu y Bordas, más conservadores

El actual presidente del Barça, familiarmente conocido como Barto, se englobaría dentro de la denominada sociovergencia. Es decir, algo más alejado de las tesis independentistas.

Lo mismo podría decirse del otro tapado, Javier Bordas. El actual directivo de las secciones profesionales del club y, también, de la sección de fútbol sala, además de ser uno de los propietarios del aparatoso Grupo Costa Este, no descarta una posible candidatura conjunta con su amigo y también directivo Toni Freixa. Bordas, nacido en Barcelona, tiene una tendencia más próxima al PP, aunque no es especialmente activo en política, según cuentas fuentes próximas a él.