La conexión catarí de Messi

stop

El crack blaugrana será el embajador mundial de la empresa de telecomunicaciones Ooredoo, con sede en el emirato pérsico

2 icelandair_300x159

02 de marzo de 2013 (14:23 CET)

Los estrechos lazos entre el Barça y Catar se extienden ahora a su principal estrella. La afinidad de las altas esferas del Estado pérsico por la causa blaugrana se ha traducido esta misma semana en la rúbrica de un nuevo contrato de patrocinio, esta vez entre la compañía estatal Ooredoo y Lionel Messi, quien pasará a convertirse en el embajador mundial de la multinacional de telecomunicaciones.

Merced al nuevo acuerdo, el crack azulgrana participará a través de su fundación en diversos actos benéficos en Oriente Medio (Kuwait, Omán y por supuesto, Catar), sureste asiático (Indonesia) y norte de África (Argelia y Túnez), países en los que Ooredoo –la nueva denominación de Qatar Telecom (Qtel)- tiene su campo de actuación. "Messi es un héroe para la gente joven desde Yakarta a Doha. Nuestro nuevo embajador comparte nuestra creencia en el crecimiento humano y nuestra convicción de que la gente joven tiene que contar con las mejores oportunidades", expresó el director ejecutivo del grupo Nasser Marafih en la presentación del contrato.

"Cuando visito a niños enfermos en el hospital, me doy cuenta del impacto positivo que las figuras públicas podemos tener. Es maravilloso poder contar con un socio global como Ooredoo, que puede ayudar a extender el trabajo de nuestra fundación a nuevos mercados", añadió el cinco veces Balón de Oro.

Una relación, polémica en su momento

Mucho antes de que el Barça sellara de la mano de la actual directiva su acuerdo con Qatar Sports Investiments, el emirato ya figuraba entre los destinos de Messi. De hecho, en 2008, un viaje del astro a tierras cataríes levantó ampollas en el entorno azulgrana. Su encuentro con el entonces exvicepresidente Sandro Rosell incomodó aún más a la antigua junta, que no obstante optó por no sancionar al jugador, pese a que éste se encontraba en pleno proceso de recuperación de una lesión.

La impopularidad de la medida y el trasfondo benéfico del viaje –el motivo no era otro que la firma un acuerdo que convertía al jugador en imagen de la lucha contra la malaria en este país- jugaron entonces a su favor. Al igual que ha ocurrido con el Barça, el '10' blaugrana dejará de volar en los próximos años con Turkish Airlines para convertirse en cliente habitual de Qatar Airways.


Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad