'Jimmy' solía cantar esta estrofa: "El día que me muera, yo quiero mi cajón pintado de azul y blanco como mi corazón"

stop

Un antiguo compañero de refriegas de Francisco Javier Romero asegura que "cuando había bofetadas se ponía en primera fila"

Diario Gol

'Jimmy' Romero, con miembros de la facción radical Los Suaves del grupo más amplio Riazor Blues, donde también se encuentran madres y niños | Redes
'Jimmy' Romero, con miembros de la facción radical Los Suaves del grupo más amplio Riazor Blues, donde también se encuentran madres y niños | Redes

02 de diciembre de 2014 (13:37 CET)

'Jimmy', también conocido como 'el abuelo', era un coruñés de la Ciudad Vieja, aunque su verdadera casa era Riazor, a pesar de que, al parecer, su situación económica no le permitía hacerse abonado blanquiazul. Acudía al santuario del Depor desde niño y, según 'La Voz de Galicia', solía cantar a viva voz esta emotiva estrofa: "El día que me muera, yo quiero mi cajón pintado de azul y blanco como mi corazón". Este martes veremos si se cumple su deseo.

"No es que fuera un tío especialmente violento. Se le veía más retraído, pero cuando había bofetadas siempre se ponía en primera fila", relata al diario gallego un antiguo compañero de correrías que asegura haber coincidido con 'Jimmy' en refriegas de Gijón o Sevilla, que se saldaron con numerosos heridos y varios detenidos.

Algunos viejos aficionados del Depor señalan que "no era de los que más destacaba en nada. Era uno más, muy alegre y extrovertido, es cierto, pero siempre estaba el primero para lo que hiciera falta". Otros que vivieron más de cerca las reyertas aseguran que "en los últimos tiempos, ya apenas viajaba con el equipo. De hecho, lo de Madrid fue un poco una sorpresa".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad