Iribar, el mejor portero de la historia del Athletic, homenajeado en San Mamés

stop

El guardameta de Zarauz defendió la portería rojiblanca durante 18 temporadas y ganó dos Copas del Generalísimo

Zubizarreta saluda a Iribar el día de su homenaje en San Mamés | EFE

23 de septiembre de 2012 (14:51 CET)

Andoni Zubizarreta, actual secretario técnico del Barça, es una persona muy comedida que rara vez exterioriza las emociones. Apenas se altera en un trascendental duelo de su equipo con el Real Madrid, pero su semblante sufre una extraña mutación cuando le preguntan por José Ángel Iribar, el mejor portero de la historia del Athletic, homenajeado este domingo en San Mamés. El motivo, el 50 aniversario de su debut, en La Rosaleda, con el equipo rojiblanco. En ambas ocasiones, el rival del Athletic fue el Málaga.

"Para mí, Iribar ha sido el mejor portero de la historia", comentó Zubizarreta al finalizar el Barça-Granada del sábado. El secretario técnico azulgrana, que se formó como guardameta en el Athletic, se trasladó a Bilbao para reencontrarse con su ídolo, con su referente durante tantos y tantos años, porque Iribar fue, es y será un mito para la hinchada rojiblanca.

Sustituto de Carmelo

Iribar (Zarauz, 1 de marzo de 1943) jugó 614 partidos con el Athletic durante 18 temporadas. Debutó el 23 de septiembre de 1962 en Málaga para suplir a otro gran portero del club vizcaíno, Carmelo, un tipo muy fuerte que jugaba incluso lesionado. Aquel día, sin embargo, Carmelo se golpeó contra un poste y quedó aturdido. Un joven Iribar tuvo que sustituirlo, pero su protagonismo durante toda la temporada fue escaso. Carmelo era intocable y el relevo definitivo se produjo un año después.

Sobrio y prácticamente insuperable en los balones aéreos, Iribar fue el gran símbolo del Athletic durante los años 60 y 70. Con el equipo rojiblanco ganó dos Copas del Generalísmo (1969 y 1973) y fue subcampeón de la UEFA (1977) en una apasionante final contra la Juventus. Su mayor éxito, no obstante, fue con la selección española: campeona de la Eurocopa de 1964 tras ganar a la URSS (2-1) en el Santiago Bernabéu.

La Ikurriña de Atocha

Iribar defendió la portería de la selección en 49 ocasiones, una cifra que misterioramente no creció por posibles presiones políticas. El portero del Athletic, simpatizante de la izquierda abertzale, detestaba muchas cosas que rodeaban al combinado español y será eternamente recordado por un hecho que tuvo una gran repercusión en el País Vasco. El 5 de diciembre de 1976, él y Kortabarria, capitanes del Athletic y de la Real Sociedad, salieron al campo con una Ikurriña en un derby disputado en el ya desparecido Atocha.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad