Gazprom, el patrocinador de la Champions, apuesta por una liga postsoviética

stop

La liga rusa se plantea ampliar fronteras a instancias del presidente del consorcio gasístico

Dinamo de Kiev y Spartak de Moscú volverían a verse las caras en un campeonato único

30 de noviembre de 2012 (19:52 CET)

Meses después de su desembarco en la UEFA como patrocinadora de la Liga de Campeones y la Supercopa de Europa, Gazprom sigue con su empeño de dominar el fútbol europeo. Además de ser el multimillonario espónsor de Zenit, Schalke y Chelsea –con el que firmó un nuevo contrato el pasado año-, la energética rusa ha propuesto a la Premier League de este país su ampliación de fronteras, que supondría la refundación de una liga integrada por clubes de la antigua Comunidad de Estados Independientes.

De esta forma, equipos ucranianos (Dínamo de Kiev, Shakhtar Donetsk o Dnipro), bielorrusos (Dínamo de Minsk) y armenios (Ararat Yerevan) volverían a enfrentarse en un mismo campeonato con rivales rusos. Mientras que otros como el BATE Borisov, relegados en su día a los torneos regionales de sus respectivas repúblicas, se estrenarían en un torneo de estas características. Hasta el momento, estas tres federaciones habrían sido las únicas que respaldarían la propuesta realizada desde la Premier League rusa, a instancias primero del presidente de Gazprom, Alexei Miller, y de "varios grandes clubes" después, según reconoció el Sergei Priadkin, presidente de la liga a través de un comunicado.

UEFA no lo vería con malos ojos

Ivanov reconoció no obstante que a diferencia del hockey hielo –donde ya existe una suproliga que reúne clubes de distintas repúblicas- y el baloncesto –en la antigua Yugoslavia la Liga Adriática ya es una realidad, la propuesta no será realizable a corto plazo, a pesar del cambio de postura de UEFA con respecto a la aparición de ligas regionales, como es el caso de la que preparan las tres repúblicas bálticas: Estonia, Letonia y Lituania. "Tal campeonato, donde participarían los mejores clubes de entre tres y cinco países de la CEI, debería ser obligatoriamente más fuerte y espectacular que cualquier otra liga por separado", añadió.

La integración del Celtic en la Premier League inglesa –en marzo su técnico Neil Lennon hizo un nuevo guiño al asegurar que "nuestra aportaría un aliciente más" y ahora la creación de estas ligas báltica y postsoviética suponen un nuevo horizonte, primero para una posible Catalunya independiente –que podría competir en una gran liga ibérica-, pero también en la reestructuración de los campeonatos domésticos en el Viejo Continente y que tarde o temprano deberán confluir en la creación de una gran liga europea.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad