Faus desvela las previsiones económicas del Barça: 750 millones de ingresos anuales

stop

El vicepresidente presume de buena gestión con las cuentas y teme que los nuevos ricos perjudiquen al club

Javier Faus, vicepresidente económico del FC Barcelona

14 de mayo de 2015 (11:06 CET)

Ser el club más poderoso del mundo. Este es el objetivo de los dirigentes actuales del FC Barcelona en la próxima legislatura para, entre otros asuntos, competir con los nuevos ricos, cuyos futbolistas perciben más dinero porque la tributación de esos países es inferior. El vicepresidente económico del Barça, Javier Faus, confiesa que la entidad azulgrana aspira al ingreso anual de 750 millones anuales en 2020, unos 200 millones más que en este ejercicio.

En la misma línea, Faus expone que el club pagará toda su deuda en 2025, después de remodelar el estadio, cuyas obras están valoradas en 600 millones de euros. Esperan financiarlas a medias con un nuevo patrocinador, según ha respondido en una entrevista con Handelsblatt.

Nuevos contratos

Faus se ha mostrado seguro y convencido de que el salto económico del Barça depende de los nuevos contratos con el sponsor técnico (Nike) y el patrocinador principal (Qatar Airways), ahora en fase de negociación. Los actuales terminan en 2018 y 2016, respectivamente, y el club escucha ofertas, dando siempre prioridad a estos socios. Pero hay más. El vicepresidente advierte de que el club obtendrá mucho más dinero por las asociaciones regionales (ahora son 25 acuerdos, apenas una décima parte del mercado), así como de la FIFA y la UEFA por la cesión de sus futbolistas a las selecciones nacionales.

"Ya no somos los que más pagamos en cuanto a salarios, ahora son el Chelsea y el PSG", ha apuntado Faus, quien asume que "los futbolistas siempre comparan su salario neto con los de la Premier o la Bundesliga, lo que ha disparado los costes del club enormemente". Porque mantener el bloque de jugadores que lo ha ganado todo supone un sacrificio importante y todo un reto: "Los futbolistas tienen una vida profesional muy corta y están en su derecho de cobrar lo que otros clubes pueda pagarles". Cita los casos de Cesc Fàbregas y Alexis Sánchez.

El conflicto con Messi quedó en anécdota

Para terminar, Faus ha comentado en tono distendido el pequeño malentendido que protagonizó con Leo Messi a las puertas del último aumento salarial del futbolista. "Messi tiene razón, no entiendo de fútbol", ha bromeado el vicepresidente, quien ha asegurado que el tema quedó aclarado con el 10 y con su padre, Jorge: "Le hicimos un nuevo contrato". "Nosotros le ayudamos a aumentar su valor de mercado y él nos ayuda a proyectar la marca Barça", ha sentenciado.