Eto'o y sus problemas con la justicia

stop

El camerunés tiene varias causas pendientes por asuntos económicos y está enfrentado con su ex agente desde que fichó por el Anzhi

Samuel Eto'o, a la entrada de la Audiencia de Barcelona | EFE

28 de diciembre de 2012 (18:46 CET)

Samuel Eto'o se ha convertido en asiduo a los juzgados de Barcelona. El camerunés tiene varios procesos abiertos con la justicia y todos tienen el mismo trasfondo: el dinero. Un bien material que le enfrentó al Barça, que le ha llevado a querellarse con su anterior representante, Josep María Mesalles, y que le tiene contra las cuerdas por un supuesto delito de fraude fiscal contra la Hacienda Pública de España, a razón de 3,5 millones de euros. Además, está investigado junto a Puyol por una posible estafa de 500.000 euros.

Eto'o demandó al Barça en 2009, en reclamación de una comisión de 3 millones de euros en concepto de su fichaje por el Inter de Milán. Pero en abril de este año la retiró, consciente de que no le iban a dar la razón. De resolución más compleja se presentan las causas que tiene abiertas todavía. En ambas se encuentra implicado Mesalles, al que Eto'o hace responsable de una mala gestión de su patrimonio y, además, le acusa de un delito de apropiación indebida.

Ruptura traumática

La relación entre Mesalles y Eto'o tuvo un trágico final después de que el camerunés decidiese fichar por el Al Anzhi. Mesalles, partidario de que no lo hiciera, defendía que el plano deportivo estaba por encima del dinero, consciente de que en Rusia perdería buena parte de su proyección internacional. Sin embargo, Eto'o actuó asesorado por uno de sus más grandes y discretos hombres de confianza, el ex directivo del Barça Alejandro Echevarría, que en los últimos días acompañó al camerunés a los juzgados. Eto'o siguió sus consejos, aceptó la multimillonaria oferta rusa y acabó enemistado con Mesalles.

Ahora, su relación está completamente rota, paulatinamente deteriorada desde que en 2003 Mesalles se hiciese representante de Eto'o. El camerunés no duda en acusar a su ex agente de ser el culpable del fraude fiscal que le imputa Fiscalía. "Yo era tonto, salí de África sin tener ni idea de nada y caí en sus manos", declaró Eto'o durante la última vista celebrada en Barcelona. Sin embargo, el futbolista estaba con la marca Puma desde 1999 y firmó su primer contrato profesional en 2001, antes de estar con Mesalles. Ahí radica el origen de los ingresos por derechos de imagen no declarados en España, y que le han llevado ante la justicia.

Obsesión por el dinero

El camerunés aspiraba a ser el jugador de la historia con más Champions en su palmarés (tiene cuatro), pero renunció a tal posibilidad el día que firmó su contratación por el Al Anzhi. Convertirse en el jugador de fútbol mejor pagado del planeta le costó pasar a un segundo o tercer plano mundial en lo deportivo. Eto'o eligió ganar más dinero.

Actualmente, el ex jugador del Barça encabeza todos los ránkings de los mejor pagados gracias a los 20 millones de euros netos anuales que percibe. Por el contrario, ha dejado de ser asiduo a la lista de los mejores jugadores de la FIFA. Ya no aparece su nombre entre los candidatos a ganar el Balón de Oro. Ni siquiera aspira al Balón de Oro africano, que este año ha recaído sobre otro ex azulgrana, Touré Yaya, con Drogba y Song como segundo y tercer clasificados respectivamente. Eso sí, puede presumir de haber alquilado una mansión en Moscú por la que paga 80.000 euros al mes, sin rasgarse las vestiduras.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad