El gran fracaso de la filial estadounidense de la BBVA

stop

Su envido por el 'football' colegial no le basta para tener un crecimiento positivo con respecto al índice S&P 500

La universidad Southern Methodist (SMU), campeona de la BBVA Compass Bowl 2012

08 de diciembre de 2012 (13:52 CET)

La apuesta del BBVA por el deporte como soporte idóneo para sus patrocinios va mucho más allá de los acuerdos estratégicos con la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la NBA, que le suponen unos 70 millones de euros anuales. Sin embargo, no todas las inversiones realizadas tienen su beneficio. Y es que según Forbes, la filial estadounidense BBVA Compass es el único de los nueve espónsors de las grandes finales ('bowls') del fútbol americano universitario que cotizan en bolsa y que cuenta con una evolución negativa este año en su relación precio-rendimiento en comparación con el índice S&P 500. 

Si primero fue China, con el patrocinio en su momento del Beijing Guoang, Argentina –donde BBVA es el espónsor principal de Boca Juniors y River Plate- y Estados Unidos han recogido el testigo del gigante asiático como mercados predilectos para la entidad que preside Francisco González. A través de su filial con sede en Birmingham (Alabama), BBVA Compass, el banco español patrocina desde noviembre de 2010 la otrora conocida como Birmingham Bowl, una de las finales de la postemporada, que enfrentará el próximo 5 de enero a dos equpos de las conferencias Southeastern y Big East, las universidades de Pittsburgh y Ole Miss.

Con BBVA Compass, menos beneficios

Previamente al desembarco de BBVA en el 'football' colegial, la Birmingham Bowl era una de las citas más rentables para sus organizadores, la cadena televisiva ESPN, que habría recaudado en torno a 31 millones de euros entre 2006 y 2010, a una media de 6,3 millones por temporada, con el patrocinio de la cadena de pizzerías Papa John's. Sin embargo, y desde la llegada del banco español, las ganancias de la BBVA Compass Bowl apenas ascienden hasta los 4,5 millones por edición, lo que refleja su apuesta por una competición a la baja, pero con el único punto a favor que supone para la entidad española la fidelización obtenida entre el público del estado de Alabama, donde se celebra este partido.

Por otra parte, BBVA Compass es el único de los nueve grandes patrocinadores de las 'bowls' universitarias en bolsa que ha experimentado un crecimiento negativo (un -1%) en su evolución anual en comparación con el índice S&P 500, cuyo ratio coste-rendimiento se elevó hasta el 12%. El resto de valores cosecharon un crecimiento medio del 26%, con los consorcios Discover Financial y Allstate Corporation –patrocinador este último de la gran final nacional- a la cabeza, con sendas mejorías del 66 y el 52%, respectivamente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad